El descenso de velocidad urbano (Urban Downhill) ha pasado de ser un espectáculo algo incómodo y poco atractivo para la gente, a una espectacular competición que temporada tras temporada atrae a más corredores profesionales, así como aficionados.

Las pistas de tierra se quedan atrás y se cambian por ricos paisajes urbanos, donde los riders bajan a la velocidad del rayo a través de escaleras, rampas, azoteas, casas, etc. En fin, por lugares que dejaría a la mayoría de nosotros rotos en el suelo.

No se puede dejar de mencionar a los perros callejeros y a la multitud de gente que bordea las pistas. Un deporte y espectáculo sin duda arriesgado pero también impresionante.

Os recomendamos que os sentéis en el sofá y disfrutéis de lo lindo con toda la acción del Red Bull Cerro Abajo 2016, celebrado en Valparaíso, Chile.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.