Durante mucho tiempo quedará grabado en la retina de los aficionados la tercera prueba de la Copa del Mundo UCI de DH. La localidad austriaca de Leogang fue testigo de una auténtica clase magistral de Aaron Gwin que realizó un descenso de infarto… ¡sin cadena! Otra muestra más de que a día de hoy el americano está a otro nivel.

Pero la emoción no se quedó aquí, y es que en el que es uno de los circuitos más rápidos del la Copa del Mundo, se vieron descensos increóbles al alcance de muy pocos. No te pierdas los mejores momentos, son para sentir la adrenalina a raudales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.