¡No sin mi bici! Y lo decimos en su sentido más literal. Si eres un verdadero amante de las bicicletas, seguro que en algún momento lo has dicho. Y es que para muchos de nosotros, la bici es lo primero.

Por eso, muchos ciclistas toman la decisión de expresar su amor y pasión por el ciclismo haciéndose un original tatuaje. Una manera mucho más sencilla de que la bici vaya allá donde vayas.

En la antigüedad, los tatuajes servían para distinguirse entre las tribus vecinas. Hoy en día han evolucionado mucho desde sus inicios más funcionales hasta convertirse casi en una manera de reafirmación de la propia personalidad.

Hemos seleccionado para esta extensa galería algunos de los tatuajes más llamativos que hemos visto. Algunos más estéticos, otros más rompedores. Algunos cerca del corazón, muchos en las piernas, el motor del ciclista. Pero seguro que todos ellos tienen alguna interesante historia detrás. ¿Te atreverías con alguno de ellos?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.