Hoy os acercamos una historia de esas que nos emocionan. Una historia que es difícil que deje indiferente a alguien.

Martyn Ashton es uno de esos hombres que se ha superado a si mismo y de paso nos da un ejemplo al resto de cómo hay que afrontar la vida. Tras sufrir una espeluznante caída en una exhibición en Silverstone en septiembre de 2013, cuyas consecuencias fueron una paraplejia irreversible, Ashton, apenas dos años después, vuelve a montar en una bici de descenso adaptada a él.

Con la inestimable ayuda de sus amigos, quienes lo suben a la bici, el rider ha vuelto a disfrutar con lo que más le gusta, el DH.

Sin duda, una increíble historia de superación que demuestra una vez más que quien quiere puede. ¡No os perdáis este espectacular vídeo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.