MMR son las siglas de Machines Made for Racing y a la vez filosofía y sello de una marca muy vinculada a la competición. En la actualidad cuenta con grandes corredores nacionales como Carlos Coloma o Pablo Álvaraez y el argentino Catriel Soto, todos ellos corredores contrastados internacionalmente. Y es que desde que MMR naciera en 2008, Sport Lifestyle diseña, fabrica y comercializa las bicis. Afincados en la localidad asturiana de Avilés, comercializan un tipo de bicis caracterizadas por montajes muy ajustados para ofrecer bicis competitivas. La Koans 29 30 que hemos probado es un claro ejemplo de ello.

Familia desdoblada 



Calcando sus precios y montajes, podemos elegir si queremos una Koans con diámetro de rueda de 27,5” o bien, como es el caso que nos acontece, en 29”. El catálogo de MTB es por el momento escueto pero muy pragmático. Cuenta con dos montajes, uno de gama alta, la 10, con un precio de 2.499 euros, y uno muy ajustado, la 30, ideal para esta sección, de tan solo 1.799 euros. Si queremos una doble de carbono ya tenemos que desembolsar 3.999 euros de su hermana mayor, la Kenta.

Cuadro hidroformado

Estamos delante de un cuadro robusto, no en balde está confeccionado en aluminio de triple espesor tanto en cuadro como en basculante. Posee una dirección tapered y un pedalier sobredireccionado que contribuyen a dotarla de una buena rigidez, más marcada todavía por la sabia decisión de los ingenieros de dotarla de ejes pasantes de 15 mm para el delantero y 12 mm para el trasero. El sistema de suspensión apodado 4direct Link trabaja de manera parecida a un basculante monopivote, que delega el buen trabajo del basculante en el hidráulico del amortiguador trasero, en este caso un RockShox y no un Manitou Radium Expert, como especifica en su página web.

Geometría confortable

La principal característica que condiciona una postura muy confortable es su tubo horizontal compacto, apenas 575 mm, lo que incide en que llevemos la espalda bastante recta en una posición poco exigente y erguida. Sin embargo, un ángulo de sillín elevado de 75,4° nos ayuda a pedalear con solvencia guiados por una dirección de 115 mm. Un buen cóctel de medidas que marcan el carácter pedaleador y cómodo de esta auténtica 4×4.

Comportamiento noble

Y es su reducida medida entre ejes la que, aun siendo una bici de 29”, la convierte en una bici con un buen dinamismo. Cuando pedaleas en ella adviertes que es la típica bici que por su recorrido y ruedas de 29” te otorga grandes dosis de tracción y estabilidad, tan necesaria para ese tipo de usuarios que sufren un poco al sacarlos de las pistas. Algo perezosa de reacciones al acelerar, pero muy noble una vez lanzada. Nos gusta su selección de componentes; una transmisión fiable pero poco homogénea, con un cambio Shimano XT al timón pero capitaneado por un grupo Deore, algo sencillo pero con la efectividad y simplicidad de unas bielas de doble plato.

Su desarrollo es apto para todo tipo y niveles de usuario. Las suspensiones de la bici trabajan bien, en la horquilla Manitou tenemos la posibilidad de bloquearla desde el manillar gracias a su control remoto por cable, algo que en el amortiguador trasero tenemos que realizar manualmente adoptando posturas poco ortodoxas sobre la bici. Por el peso de la bici y sus características, aconsejamos cerrar el amortiguador trasero cuando toque discurrir por terreno firme y de subida. De esta forma aprovechamos la rigidez del cuadro y la baja contaminación al pedaleo del amortiguador. Con ambos amortiguadores abiertos se convierte en una bici muy divertida. Y es que 120 mm de recorrido y una rueda de 29” permiten muchas licencias y concesiones a la hora de atacar escalones y tramos técnicos.

Tu media naranja

Esta bici va como anillo al dedo para un aficionado de nivel medio, capaz de mover las ruedas de 29” y que sufre en los tramos más comprometidos. La excelente relación calidadprecio de los componentes nos garantizan un buen funcionamiento general para acometer rutas variopintas. No es la mejor escaladora del mundo, pero pedalea muy eficientemente y bajando tienes una bici que la mayoría de los usuarios no se van a acabar. Una bici muy polivalente para los que priorizan un buen montaje por encima de todo. Vísteme bien que yo me encargo de ir deprisa. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.