La Dune Carbon se veía venir…Y es que el siguiente paso lógico dentro de la gama de Mondraker más agresiva, era “convertir” su exitoso modelo Dune de Enduro a carbono, basándose en el éxito de sus predecesores, la Foxy Carbon y la Summum Carbon de DH. Para ello Mondraker ha reunido todas sus tecnologías que le han aupado en el mercado en estos últimos años y ha añadido algunas mejoras que hacen de la Dune Carbon una importante contrincante a tener en cuenta en el sector del Enduro al más alto nivel

UNA BICI DE CARRERAS

Y es que en Mondraker tienen claro que , aunque la Dune sea una bici muy polivalente, es en realidad una máquina de ganar podiums. Y todo su desarrollo , estética y funcionamiento está enfocado a sacar el máximo provecho de una montura diseñada específicamente para el Enduro más actual, y donde las marcas duramente luchan por hacerse un hueco. El paso al carbono Stealth (triangulo trasero y bieleta incluidos), con un increíble peso del cuadro de 2.450 gramos, y manteniendo las ruedas de 27,5″, los 160mm de recorrido y el uso de sus mejores tecnologías como el sistema de suspensión con pivote virtual Zero o su Forward Geometry, colocan a la Dune Carbon en disposición de sorprender en cualquier crono de una prueba de las EWS. Con un diseño industrial al estilo de la Foxy y la Summum, y con unas líneas fluidas que inspiran velocidad, la Dune Carbon se presenta con innovaciones como el ángulo de dirección ajustable entre 65, 66 y 67 grados, al igual que el ajuste de las vainas entre 430 y 440mm, protectores de goma integrados, un guardabarros trasero en carbono extraíble, un protector de platos también en carbono 3K, nuevos pivotes y ejes sobredimensionados. Todo ello se suma a las características de que ya presumían sus antecesoras, como el pedalier roscado, el sistema de cableado HHG o el eje de 142 mm. Uno de sus aspectos más destacados, la Forward Geometry, se lleva en este caso al extremo con un tubo horizontal de 630mm en talla M acompañado de una potencia de 30mm, aunque existe la posibilidad de acortar algo el cockpit con potencias FG de 10 o 20mm. Desde luego una de las características que le dan a la Dune su personalidad propia y que ha marcado tendencia.

delantera_dune_carbon_XR_01

Dune Carbon XR

Con cuatro tallas disponibles en toda la gama (desde S hasta XL), el montaje más exclusivo lo forma el modelo XR, que, como curiosidad, monta horquilla delantera FOX 36 en su variedad de 170mm, lo que confirma su enfoque más agresivo y competitivo. En la parte trasera, un nuevo amortiguador FOX Float X2 sorprende por sus posibilidades de ajuste y buen tacto. Los componentes, de acuerdo con su precio de 8.999 euros, provienen de lo mejor de cada casa. Transmisión monoplato Sram X01, frenos Sram Guide RSC con discos de 180mm , tija telescopica Reverb o las nuevas ruedas y neumáticos Crossmax XL dejan la bici lista para competir a nivel mundial solo salir de la tienda.

 

delantera_dune_carbon_RR

Dune Carbon RR

 

El modelo intermedio de la gama en carbono de la Dune monta en este caso horquilla de 160mm, también en diámetro Fox 36 para 27,5″ (con los nuevos cartuchos FIT 4) amortiguador trasero Fox Float X, e igualmente confía en Sram para los frenos con los Guide RS, tija Reverb, y, en este caso, ruedas DT Swiss E1700 Spline y transmisión 1×11, con mezcla de componentes Sram y Race Face. Con un precio de 7.499 euros (con garantía de por vida en todos los modelos) es un precio elevado, pero sus componentes no tienen fallo ninguno y su funcionamiento nos pareció impecable en el exigente terreno de Leogang. Al igual que su hermana mayor, recurre a componentes propios de la marca OnOff para sus periféricos, con la particularidad de ofrecer manillares y potencias con el nuevo estándar de 35mm de diámetro que aumenta la rigidez y precisión de conducción.

 

delantera_dune_carbon_R

Dune Carbon R

Por ultimo la “pequeña” de la gama recurre en este caso a suspensiones RockShox, con la ya clásica horquilla Pike en su versión RC de 160 mm y el amortiguador Monarch Plus Debonair, que tan buenas críticas está recibiendo últimamente por su capacidad de absorción y suavidad. La transmisión sigue siendo monoplato de Sram, combinado con Race Face, frenos Guide en su modelo inferior “R” y las ruedas DT Swiss E1900, acompañadas, como en la RR, de neumáticos Maxxis High Roller II en 2.4 de balón, una gran elección para el enduro más agresivo. Con un precio más asequible de 5.999 euros, y un peso no demasiado diferente de sus compañeras de gama, nos parece igualmente una gran opción para el Enduro más bestia.

CUADRO

Con un precio de 3.999 euros, Mondraker ofrece la posibilidad de adquirir un “Frame-kit” formado por el cuadro Dune Carbon con el amortiguador Fox Float X2, su potencia Forward Geometry de 30mm y dirección OnOff y kit de ajuste de geometría, tanto en la dirección (1 grado más o menos) como en vainas traseras.

En resumen, una grata sorpresa el nuevo modelo de Dune Carbon, que , aunque ya esperado por prensa y riders, confirma que Mondraker sigue imparable en esta industria del mountain bike, afianzando sus modelos más agresivos basado en sus exitosas tecnologías ZERO y Forward Geometry que tantas alegrías les está dando, y creando nuevos cuadros que perfeccionan en cada paso su programa de carbono Stealth Evo. Desde luego, no tenemos duda de que el año que viene la Mondraker Dune Carbon será una de las bicis de Enduro de gama alta más ansiadas por los corredores de Enduro, con soluciones prácticas, innovadoras y un riding que inspira confianza y que invita a ir cada vez más rápido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.