Desde la cordillera de los Vosgos franceses, un grupo de apasionados de la bicicleta, viendo el enorme uso en los países vecinos como Alemania u Holanda y convencidos de las ventajas que ofrecen las bicicletas con asistencia eléctrica, han unido sus conocimientos y experiencias para crear una gama con el propósito de que todo el mundo pueda disfrutar de una nueva forma de entender el ciclismo seas deportista o no. Inspirados en la forma de un manillar mirado desde arriba, se hacen llamar Moustache, y asociados a la empresa alemana Bosch, líder mundial en la fabricación de motores eléctricos, nos ofrecen una nueva forma de moverse acercando el placer de pedalear a todo tipo de público.

Moustache Samedi 27/9FS

0003 MG 8650

La Samedi 27/9FS (‘domingo’ en francés) es la bicicleta ideada para salidas de auténtica montaña en la que encarar un descenso interminable o complicado no tiene por qué ser un impedimento. Una all mountain muy especial que, como indica su nombre, con ruedas de diferente diámetro, utiliza 27,5” detrás y 29” delante (este revolucionario concepto les sirvió para obtener el premio a la mejor mountain bike de 2013) y está disponible en cinco versiones y precios, basada en un mismo cuadro de doble suspensión de aluminio aeronáutico con tubos hidroformados de espesor variable. Con grupos y recorridos diferentes, nuestra Moustache Samedi 27/9 FS Race es la joya de la corona, con componentes de alta gama y la horquilla de mayor recorrido.

Motor Bosch

La unidad de accionamiento que nos ayudará a dar pedales es el contrastado motor Bosch Performance Cruise de 250 vatios de potencia, ideado para una conducción deportiva, y aportará desde un 50 hasta un 275 % más de asistencia al pedaleo hasta alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h; a partir de ahí (este límite lo pone la normativa de tráfico), al ciclista le tocará pedalear sin ayuda. Hay que aclarar que dicho motor nunca se pondrá en funcionamiento si no se pedalea, sino que funciona como apoyo siempre y cuando ejerzamos fuerza muscular a los pedales.

La tarea de accionamiento y el cálculo de la fuerza con la que el motor debe ayudar se consigue gracias a tres sensores que miden la fuerza del pedaleo, la frecuencia y la velocidad realizando hasta 1.000 mediciones por segundo. Existen cuatro niveles de grado de apoyo (Eco, Tour, Sport y Turbo, además del que te propulsa la bici a la hora de arrastrar la bici a menos de 5 km/h apretando un botón) y se puede elegir el modo deseado en cada momento gracias a un mando situado en el manillar. Con un diseño compacto que proporciona mayor altura respecto al suelo, es una unidad robusta, carente de vibraciones y muy silenciosa.

Además, un guiacadenas de carbono evita posibles salidas de cadena y detecta los cambios de marcha suavizando el rozamiento y evitando el desgaste. Todo esto que has leído puede resultar complicado, se entiende e interpreta con unos pocos minutos sobre la bicicleta, en los que sientes la ayuda del motor en cada modo y aprendes a utilizarlo en la medida deseada. La precisión es total combinando la potencia del ciclista con un empuje dinámico que puedes decidir en todo momento; es manejable y suave en modo Eco pero impulsivo, potente, incluso violento, en modo Turbo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.