Hace tan solo pocas horas atrás Solobici ha tenido el privilegio de acudir a la exclusiva presentación en Riva di Garda (Italia) de la nueva y esperada Cannondale Scalpel, una bici mítica con un currículum plagado de victorias ya desde su aparición en 2002.

La nueva Scalpel ha recuperado la esencia XC. Es una bici ideada para surcar los circuitos de XC cada vez más exigentes y técnicos que, en algunos casos, presentan pasos tan técnicos como los que nos podríamos encontrar en un tramo de enduro. Marco Aurelio Fontana y Manuel Fumic, los dos grandes embajadores de Cannondale, nos muestran en este espectacular vídeo el carácter deportivo de la nueva Scalpel:

De hecho, era una secreto a voces de que la nueva Scalpel se iba a renovar. Todos recordamos como en la pasada edición de la Cape Epic Manu Fumic corrió a lomos de un prototipo prácticamente definitivo.

La nueva gama va a estar compuesta por diez modelos, todos ellos con cuadro y basculante de carbono y uno de ellos, la versión más accesible, totalmente en aluminio. Dos de los diez modelos serán para chica. En lo que refiere a tallas y diámetros, Cannodale ha apostado por ofrecer ruedas de 29 para las tallas M, L y XL de hombre y ruedas de 27.5 (650b) para la talla S y todos los modelos de chica (tallas XS, S y M).

Aquí tenéis una galería de los diez modelos con sus respectivos precios:

El nuevo cuadro encierra numerosas novedades respecto al modelo de 2016. Se ha revisado completamente la geometría, especialmente la que afecta a la parte frontal de la bici. El frontcenter de la bici (la distancia comprendida entre el eje del pedalier y el eje de la rueda delantera) ha crecido.

La nueva geometría de dirección Outfront combina un ángulo de dirección más abierto con un avance más largo de lo normal en la horquilla Lefty. El ángulo más lanzado (en el caso de la talla M, por ejemplo, es de 69.5º) aportan mayor control y estabilidad en los descensos, mientras que su reducido Trail, gracias a su generoso offset de 55mm consigue mantener la manejabilidad rápida y suave a velocidades lentas.

Como no podría ser de otra manera, ha heredado todas las soluciones técnicas que en su día estrenó la Cannondale F-Si tales como el concepto de a tecnología Si en que cuadro, horquilla y componentes clave como las bielas, por ejemplo, se han diseñado específicamente para trabajar juntos para garantizar un rendimiento elevado. También han integrado el concepto de diseño asimétrico del triángulo trasero de la bici con tal de poder dotar de unas vainas lo más cortas posibles para ganar en reactividad y tracción.

Lo logran desplazando los platos y el desviador delantero 6 mm hacia fuera para generar el espacio suficiente para poder instalar una transmisión (si se desea) de 2x sin renunciar a un paso de rueda con el espacio suficiente para los días barro. Además consiguen así alinear un buje trasero convencional de 142mm con el triángulo trasero logrando así un equilibrio de resistencia y rigidez homogéneo de los radios trasero de la rueda lo que se traduce en mayor rigidez de esta.

Se ha incluido también una característica bieleta de carbono, realizada en una sola pieza muy parecida a la que podemos encontrar en la Cannondale Habit pero optimizada para el cuadro Scalpel. Un cuadro realizado en carbono BallisTec con un nuevo basculante dotado de pivotes LOCKR, un eje pasante extensible que bloquea uno de los dos lados del basculante de modo que consigue que funcionen como una única pieza.

Además, el anclaje del disco trasero tipo Flat Mount permiten el movimiento suave de los tirantes flexibles Zero-Pivot incrementado así la absorción del triángulo trasero.

Los ingenieros de RockShox y Cannondale han trabajado codo a codo para dotar a la nueva Scalpel de un bloqueo remoto que controle mediante un pulsador hidráulico ambas suspensiones. Además, la nueva Scalpel permite la inclusión de dos bidones (elemental para etapas maratón) y la inclusión del cableado interno mediante un ingenioso sistema intercambiable que permite diferentes configuraciones de cableado (inclusive para tija hidráulica) además de asegurar de que la funda no se mueva de su lugar.

Precisamente se ha diseñado un compartimento específico para la batería Di2 situada en el tubo horizontal, justo delante del amortiguador, para poder compatibilizar el uso de una transmisión electrónica y la tija hidráulica.

Y lo mejor, nos la hemos llevado con nosotros bajo el brazo para poderos ofrecer en el siguiente número de la edición impresa de Solobici la prueba más completa y exhaustiva de la nueva Cannondale Scalpel. Estad atentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.