Subcampeón de la Copa del Mundo Sub-23, el español Pablo Rodríguez era una de los máximos candidatos a ocupar las posiciones de privilegio de la carrera Sub-23 del Campeonato del Mundo de Mountain Bike que se disputa estos días en Vallnord (Andorra), pero la exigencia propia de un Mundial y las particularidades de la carrera han relegado al corredor de MMR hasta la posición 23, a +6:39 del ganador, el neozelandés Anton Cooper, campeón del mundo júnior y vencedor de la última prueba de la Copa del Mundo disputadas en Val di Sole (Italia); en una demostración de que el estado de forma de final de campaña ha pesado y mucho en el desenlace del Mundial.

La mala fortuna, un pie al suelo en los primeros metros exigentes del primer giro y un par de caídas condenaron el rendimiento de Pablo Rodríguez, yendo de más a menos, ocupando posiciones impropias para la categoría que atesora en sus piernas, pero demostrando ser ya un corredor maduro, sabiendo que la historia también se escribe a base de sudor y lágrimas, de saber aguantar encima del sillín, agarrándose al manillar, por más que el motor no le funcione y la cabeza le vaya diciendo metro a metro que tiene que bajarse de la bici.

Señalaba en meta el seleccionador nacional Cristobal Sánchez que “así son estas carreras en las que puede pasar de todo” y cuánta razón tiene. La suerte de Pablo es una clara muestra de ello.

“No tenía piernas, no tenía cuerpo”

Cabizbajo y con la cara llena de barro como el resto de sus rivales, el subcampeón de la Copa del Mundo apuntaba tras cruzar la línea de meta que “lo he intentado. He salido a ganar, pero no tenía cabeza, no tenía cuerpo”.

Lógicamente, ni a él ni a nadie le gusta “acabar la temporada así, pero estoy contento, lo he intentado”, manifestaba mientras Cristóbal le acercaba una toalla para que se limpiare la suciedad propia del barro que castigaba su rostro.

Más tranquilo y antes de dirigirse a la carpa de la Selección Española de MTB, Pablo Rodríguez reconocía que “no he estado para ganar”, puntualizando que había acabado un poco “por vergüenza, por toda la gente que ha venido y me ha animado. Por ellos he acabado la carrera”.

Detalles como éste son los que también sirven para escribir la página de los grandes nombres de nuestro deporte. Ahora, toca descansar y pensar ya en la próxima campaña, donde seguro que Pablo seguirá dan do guerra.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Una Respuesta

  1. Comelasaña

    Una corrección, si se me permite: La última prueba de la copa del mundo sub23, disputada en Val Di Sole, la ganó el británico Grant Ferguson. Cooper fue 6º.

    Un saludo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.