El joven biker gallego Pablo Rodríguez seguirá unido a MMR Bikes una temporada más. El corredor se ha convertido por méritos propios con sus victorias en los últimos años en uno de los sub-23 más importantes de la parrilla. Bajo la nueva estructura del MMR Factory Racing Team, el biker gallego afronta una temporada 2015 en la que espera conseguir grandes cosas.

Rodríguez que ya valoró seriamente dar el salto esta temporada a la categoría Elite ha optado finalmente por seguir un año más en la categoría que le corresponde por edad.

Sus objetivos para la temporada que comienza son ambiciosos y se centran en las grandes pruebas del calendario internacional: Copa del Mundo, Campeonato de Europa y Campeonato del Mundo. Y para dar lo mejor de sí mismo en tan exigente escenario, Pablo confía en su nueva MMR Rakish SL de 29”. Según él mismo indica “para mí, contar con el apoyo y la confianza de una gran marca como MMR Bikes supone un orgullo y una gran satisfacción. Saber que cuentas con el mejor material es imprescindible para afrontar con garantías circuitos tan exigentes como los de la Copa del Mundo. Llevo ya varias semanas entrenando sobre mi nueva Rakish SL y las sensaciones están siendo muy buenas. Estoy más ilusionado y motivado que nunca para esta temporada, y contar con el apoyo de MMR Bikes está siendo clave en ello”.

También para MMR Bikes supone una enorme alegría anunciar que “para MMR Bikes la Copa del Mundo es el mejor banco de pruebas. Contar con un Factory Rider de talla internacional nos ayuda a seguir progresando y mejorando nuestro producto. Además, tener con nosotros a un joven talento como Pablo y poder ayudarle y acompañarle en su trayectoria supone una motivación especial para todo el equipo humano de MMR Bikes”.

El debut de Pablo Rodríguez tendrá lugar este mismo domingo, en la prueba de la Copa Catalana Internacional de Banyoles y solo una semana después  tendrá la primera cita con el Open de España en Valladolid. Ambas pruebas serán una buena oportunidad para ir probando sus fuerzas de cara al primer gran objetivo del año, la prueba inaugural de la Copa del Mundo que se disputará en el ya clásico circuito de Nove Mesto na Morave, enRepública Checa, el próximo 24 de mayo. Será la primera de seis citas repartidas por otros tantos países y que supondrán el eje principal del calendario de Pablo Rodríguez.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.