Los platos Direct Mount han llegado al mercado para quedarse en las transmisiones de un solo plato. De hecho, con el tiempo, sería lógico que arrinconaran a los platos que requieren de araña par su anclaje, ya que pueden ser montados directamente a la biela sin necesidad de araña contribuyendo así a simplificar y aligerar el peso final del conjunto.

Que la tendencia va al alza es un hecho comprobable. Cada vez se ven más platos con araña integrada y más fabricantes que apuestan por ello: Absolute Black, FRM, Wolf Tooth, Fouriers y así un largo etcétera. Y es que si echamos un vistazo a los modelos de gama media y alta de las principales marcas de bicis, veremos que han optado por incorporar los platos Direct Mount en sustitución del plato convencional con araña. Importantes marcas que suelen crear tendencia como Specialized o Cannondale desarrollan sus propias bielas (las S-Works y las Hollowgram, respectivamente) y optan por emplear platos tipo Direct Mount para sus modelos tope de gama. Pero donde más se utilizan, y es razonable que así sea, es en los montajes de SRAM, padre creador de las transmisiones de 1×11, que en respuesta a la cantidad de platos Direct Mount que ya existían en el mercado decidió, muy acertadamente, fabricar sus propios platos Direct Mount, los X-Sync.

No todo son ventajas

Aunque la mayoría de los usuarios que opten por una transmisión de un solo plato disfrutarán de los beneficios que ofrece, también deberán tener en cuenta (tal vez el único inconveniente solo para bikers que cambian de desarrollo en función de la demanda del recorrido) que su sustitución es algo más compleja, ya que se deben desmontar las bielas mientras que los platos convencionales anclados a una araña son más accesibles, pues, en la mayoría de los casos, solo deberemos aflojar cuatro tornillos.

platos Direct Mount

Cuatro características claves

Más simples

La simplicidad es una característica muy preciada en las transmisiones modernas. Cuanto menos elementos tenemos en la transmisión, menos mantenimiento, menos piezas móviles y menor posibilidad de desajuste.

Son más ligeros

Consecuencia directa del primer elemento hace que el conjunto se aligere entre 50 g y hasta en algunos casos más de 150 g dependiendo claro está del modelos de araña y plato a los que sustituya.

No requieren de herramientas

En la amplia mayoría de los casos no necesitamos de tornillería ni de herramientas especiales para su instalación. Van fijados a la biela y solo debemos prestar atención a las compatibilidades de los distintos sistemas de bielas y pedalier.

También los hay ovalados

Con cada vez más adeptos. La teoría nos dice aprovechar todo el recorrido de nuestra pedalada. Con el uso de estos platos desaparece ese punto muerto en el que no se ejerce ni fuerza positiva ni
negativa, y se obtiene una pedalada más redonda y efectiva al ejercer fuerza a lo largo de todo el giro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.