El sendero conocido como el Hangover de Sedona, situado en el Gran Cañón del Colorado es uno de los más bonitos del mundo. De eso no hay duda. Y es que su privilegiado anclaje lo convierten en un lugar único para la práctica del MTB.

Pero sin duda lo que destaca de este magnífico sendero es la tremenda dificultad, sobre todo en uno de sus tramos donde la inclinación hacia la derecha y su estrechez es impresionante. Hay que tener muchas agallas para adentrarse por aquí.

Mejor no caerse hacia la derecha… ¡No os perdáis el vídeo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.