Nacida el año 1991, con motivo de su 25 aniversario, la marca catalana ha lanzado una edición especial de su bicicleta cross country por excelencia, la Poison. Construido con un carbono de alto módulo tope de gama y montado con componentes de mucho nivel, con una estética y prestaciones racing, Coluer te lo pone fácil para que puedas rendir a tope.

Luis Mayoral fue uno de los ciclistas de carretera más importantes de los años 60. Perteneció a la selección española y compitió en las carreras más importantes de la época. Tras su retirada, creó Coluer y ofreció un pequeño número de bicicletas montadas de manera artesanal. Desde entonces, la marca ha crecido hasta tener una extensa gama que abarca todo tipo de usuarios. Desde su planta en Portugal salen bicicletas de carretera, mountain bike, bicis para niños, plegables, urbanas, e-bikes… Pero el espíritu de su creador, la competición, sigue siendo una apuesta preferente, tal y como lo demuestran sus bicicletas tope de gama tanto de mountain bike como de carretera, ideadas para competir al máximo nivel

Coluer Poison 293 25th Anniversary

Poison, la rígida de cross country

El modelo estrella de la gama de mountain bike es la Poison. Una bicicleta rígida de puro cross country con el cuadro disponible en dos niveles de carbono y un amplio abanico de montajes. La geometría es idéntica en todas las bicis y se fabrica en rueda 27,5” (tallas S, M y L) y en 29” (tallas M, L y XL).

25th Anniversary

Pero la Poison 25th Anniversary que ha llegado a nuestra redacción, además de un diseño llamativo con un cuadro negro y grafismos en amarillo (también existe en negro/naranja), tiene la particularidad de que está construido con carbono de alto módulo Toray T-800. Para esta edición, además se descarta el diámetro de rueda 27,5”, una medida en desuso en maratón, porque la bici no avanza igual a altas velocidades y está de capa caída en cross country, con unos circuitos que cada vez son más técnicos. Disponible en nueve modelos diferentes y la posibilidad de personalizar el montaje, hemos probado la Poison 293 25th Anniversary, que sin tener los componentes de la tope de gama, goza de un precio más contenido pero con unas prestaciones excelentes.

Coluer Poison acció

Comportamiento de competición

Con una geometría muy recogida y un tubo horizontal muy corto (585 mm en talla 17”) que la hacen muy manejable y ágil, es una bici que, a pesar de ser 29”, recuerda la conducción de una 27,5”. La bici no lleva al ciclista comiéndoselo todo, sino que es el ciclista el que lleva la bici por la trazada elegida. La distancia entre ejes, sin embargo, no es corta, ya que dispone de una vainas generosas, que aportan estabilidad en los descensos rápidos o a la hora de pedalear con intensidad en el llano. Esto repercute, negativamente, en que en las subidas más empinadas tengas que prestar especial atención a la tracción de la rueda trasera. La altura del pedalier es baja y da aplomo, pero deja suficiente espacio para que las bielas no golpeen el suelo. Igual que el tubo vertical, que con un slooping pronunciado facilita la acción de desmontarse de la bici, aporta un diseño muy racing y, con una tija de sillín larga de 27,2 mm de diámetro, favorece la absorción cuando pedaleas sentado. Y es que aunque lateralmente sea rígida, verticalmente resulta especialmente suave, potenciado también por unos tirantes muy finos. La pipa de dirección es corta (100 mm), y deja claro que está hecha para ciclistas racing. Lo mismo que el ángulo de dirección, que con 70,5° proporciona reactividad de movimientos en una bici agresiva y rápida en los senderos revirados. Su comportamiento nos ha fascinado en todos los terrenos, por la ligereza (9,800 kg sin pedales en talla 17”), que se agradece en los tramos de subida, la manejabilidad en los senderos y la velocidad que proporcionan las ruedas de diámetro 29” en los caminos más llevaderos. De prestaciones y acabados, el cuadro cumple con todos los estándares de los cuadros de más nivel pero, en nuestro caso, los topes de goma del cuadro para el guiado del freno trasero se movían.

Componentes acertados

En cuanto al equipamiento, Coluer no ha escatimado, al apostar por valores seguros, como las ruedas tope de gama Mavic Crossmax SL Pro, el grupo completo de Shimano XT para la transmisión 1x11v y los frenos, la horquilla FOX 32 Float Performance con tres posiciones y control remoto, potencia, manillar y puños Ritchey WCS, el sillín Selle Italia SLS o una bonita tija de carbono con retroceso. Lo único mejorable, los discos, que no son XT; el control remoto de la suspensión, que queda a desmano, y las cubiertas Continental X-King sin protección que si tubelizamos (es imposible no hacerlo) no son fiables a los cortes laterales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.