Solo llegar el espectacular Saracen Ariel Elite a nuestras manos me pregunté a mí mismo, con el mismo escepticismo distante que un jurado preguntaría a una Miss, ¿qué me sabrías decir de Saracen? Y honestamente, en ese preciso momento, solo me vino a la cabeza unos cuantos vídeos freaks. Uno con una banda sonora cojonuda y otro una parodia de un spaghetti western que me alegró la mañana… También vinculaba Saracen con los bike parks, en especial con el de La Molina… ¿Y que más ? ¡Ah, sí!, que los hijos de un colega montaban con dos Saracen infantiles. Pero esta marca me sonaba a historia… algo debo haber leído en algún Solo Bici de 2009 de que Madison, uno de los distribuidores más potentes de Reino Unido, se había hecho con la marca y quería renacerla.

Saracen
Un papel en blanco

Eso, justamente eso, un papel en blanco en mis manos, eso era la Ariel antes de probarla. Perfecto, pensé, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, no quiero saber ni el precio. Aire fresco, paso de contaminaciones. Después de hacer los deberes, os puedo avanzar que la marca es británica, más inglesa que el té de las cinco, y que su catálogo es muy pragmático. Por ejemplo, la Saracen Ariel solo se comercializa con dos montajes, o bien adquieres el cuadro por separado. Durante los últimos años, la Ariel ha incrementado su recorrido pasando de unos iniciáticos 140 mm de recorrido hasta los 150 mm de la actualidad, y a ello sumado horquillas de 160 mm de recorrido. ¿Y a eso le llaman trail los ingleses? Aquí es una enduro en toda regla.

El porqué de este incremento de recorrido se debe básicamente, a mi modo de entender, por dos motivos: los ingleses son muy fans de los bike parks y 140 mm de recorrido saben a poco. Y una segunda, que la doble suspensión que precede en recorrido a la Ariel, nos referimos a la Saracen Kili Flyer, ha crecido en recorrido hasta los 130, de ahí que quieran diferenciar ambas familias entre una bici todo uso divertida y una enduro tragona.

Así es la Saracen Ariel Elite

0000 MG 9274
Bien, preámbulos aparte, lo primero que nos llamó la atención de la Saracen Ariel es que apostaban por cuadros de aluminio y basculantes de carbono. Fascinante. Y es que tiene todo su sentido en clave rendimiento. Aligeran la parte más crítica de una doble, su triángulo trasero, para ganar en prestaciones y reactividad. De esta manera, el peso de la bici queda muy centralizado. Solo nos queda ver desde el punto de vista de la fiabilidad, pues el basculante es una parte móvil del cuadro que, por su estratégica colocación, se encuentra en constante movimiento soportando presiones e impactos, de ahí que muchas marcas, inclusive en modelos de rally como la Trek Top Fuel que probamos, apuesten por el aluminio. Según los ingenieros de la casa británica, aseguran un ahorro de peso de cerca de 400 g en el basculante respecto a la misma versión en aluminio. Nosotros durante las jornadas de prueba no hemos tenido problema alguno con el basculante, pero en honor a la verdad no es tiempo suficiente para valorarlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.