El Red Bull Hardline es probablemente el circuito de descenso más complicado del mundo. Así de claro y así de fácil decirlo.

El año pasado nacía esta espectacular y peligrosa competición, un evento donde los bikers más rápidos del mundo se enfrentaron en una pista diseñada por el ex-rider de la Copa del Mundo UCI de DH y actual corredor de las Enduro World Series (EWS), Dan Atherton.

Dan y su equipo dieron forma durante meses a los senderos de Dyffi, en Dinas Mawddwy, Gales. El resultado final fue uno de los circuitos de descenso más exigentes nunca vistos. Y es que este sendero lleva a los valientes participantes hasta el límite, donde un simple error se puede pagar muy caro.

Digamos que El Red Bull Hardline fue una gran oportunidad para que Dan construyera todo lo que siempre había soñado para sobrepasar los límites de lo posible con una bici de descenso.

Enormes rocas, losas gigantes, secciones de madera muy estrechas, brechas, saltos increíbles, y mucho más, son algunos de los elementos que se encuentran todos esos que deciden meterse en este circuito.

Pues bien, este año, Dan Atherton ha complicado la pista un poquito más. Y es que el descenso más duro del mundo llegó de nuevo a tierras galesas los días 12 y 13 de septiembre.

El ex campeón del mundo Gee Atherton, y hermano de Dan, se mostró intocable el sábado y se hizo con el mejor tiempo de la clasificación. Sin embargo, el domingo un problema mecánico con un neumático le obligó a perder varios segundos dejando la victoria en bandeja para Ruaridh Cunningham.

Hablando de su victoria, Cunningham aseguró que “la carrera fue increíblemente difícil, tanto mental como físicamente. Sin duda, el más duro que he montado. Fue bueno ver a todos a bajar de forma segura y tengo que decir que estoy encantado con el triunfo”.

En el vídeo anterior vemos a Gee Atherton probando la pista por primera vez. Los sonidos que emite Atherton y que recoge la cámara que lleva equipada en su casco nos dan una idea de lo que los pilotos experimentan cuando se tiran cuesta abajo por este sendero.

¿Te atreverías a intentarlo?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.