Ya han pasado cinco años desde la aparición de la primera Reverb, la tija telescópica de Rock Shox que en su momento, vino a consolidar la puesta en escena de este componente que desde entonces se ha vuelto prácticamente imprescindibles en bicis de cierto recorrido. Ahora y tras varias modificaciones en su ya larga trayectoria, Rock Shox acaba de anunciar cómo será la última versión de su popular tija y que se incorporará en el mercado desde este mes de marzo a junio de este mismo año. Como hasta ahora, esta tija popular telescópica se comercializará bajo dos opciones distintas, la Reverb y la Reverb Stealth. Veamos sis detalles y en qué han mejorado:

REVERB / 400 euros / 100-125 mm / 520 g

RockShox_Reverb_Back_M

Esta versión más “light” de la Reverb se ha mejorado internamente, potenciando el sellado de su cartucho hidráulico con un nuevo pistón flotante de la prestigiosa marca SKF. Los diámetros disponibles son de 30.9, 31.6 y 34.9 mm, su mando remoto es compatible con el sistema de abrazadera única Match Maker las longitudes entre las que elegir son 340 ó 390 mm.

REVERB STEALTH / 514 euros / 100-125-150 y 170 mm / 560 g

RockShox_Reverb_Stealth_Back_M

La “Stealth” es la opción más versátil de las dos existentes. Comparte idéntico mecanismo con su hermana menor, la Reverb, con el pistón flotante aunque para adaptarse a bicis más diversas, desde XC hasta enduro de largo recorrido, cuenta con más longitudes disponibles; 340, 390, 400 y 480 mm. Está realizada en aluminio forjado en 3D en la botella y como mayor novedad, ofrece, además de los recorridos de 100 y 125 mm, los de 150 y 170 mm para dar así respuesta a quienes busquen más polivalencia de uso.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.