Russ Mahon es uno de los más olvidados precursores del mountain bike, y el responsable de que la mayoría de nosotros no estemos aún pedaleando con una sola marcha. Y es que podemos decir que fue la primera persona que instaló un sistema de marchas con desviador y manetas en una mountain bike.

Russ Mahon vivía en Cupertino, San José, a unos 75 km del epicentro de la movida en Marin, y donde formaba parte del Morrow Dirt Club, un grupo de amigos que se dedicaba a explorar las montañas de la zona empujando sus pesadas bicicletas de antes de la guerra cuesta arriba, para poder después bajar lo más rápido posible por los descensos costeros que existen en la zona. El club, creado en 1972, estaba formado por unas 10 personas, entre ellas Russ, que era la alma máter, y otros miembros como Bernie Mahon, Tom Cox o Steve Mallet. El nombre de Morrow Dirt Club provenía del modelo de freno Morrow, un tipo de freno de contrapedal que en la época era una de las pocas soluciones para decelerar aquellas pesadas máquinas en los descensos.

Marchas y desviadores

Pero la mayor contribución de Russ Mahon y del equipo del Morrow Dirt Club llegó en 1974, cuando él y sus compañeros Tom y Carter Cox se presentaron a los Campeonatos de Ciclocross de la Costa Oeste, en Mill Valley, con una bicicleta tipo Klunker a la que habían conseguido instalar un primitivo sistema de transmisión y cambio de marchas. Sus viejas Schwinn habían sido modificadas con frenos coaster (de contrapedal), marchas y ¡los primeros mandos de cambio de marchas de palanca! Russ y sus compañeros compitieron en Mill Valley, y no solo consiguieron finalizar la carrera sin problemas, sino que pudieron acabar en puestos muy dignos teniendo en cuenta que luchaban contra bicis de ciclocross que pesaban la mitad que las suyas.

Este momento de la historia del mountain bike está considerado como una de las claves en el desarrollo del deporte, y aunque Russ y sus compañeros dejaron de competir y dejarse ver en el mundillo, otros riders como Gary Fisher, Charlie Kelly y Joe Breeze se hicieron eco de la idea y comenzaron a desarrollar sus propios modelos de bicis con transmisiones de marchas, y que fueron dando lugar a las mountain bikes modernas que tenemos hoy en día. Aunque, como decíamos, Russ Mahon desapareció de la escena Klunker, finalmente fue incluido en el Mountain Bike Hall of Fame en 1996, en reconocimiento a su contribución a nuestro deporte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.