Este fin de semana se disputaba en la localidad suiza de Lenzerheide la cuarta prueba de la Copa del Mundo de XCO 2016, la primera del año en altura. El biker local Nino Schurter era la gran favorito para llevarse la victoria y el suizo se subió una vez más a lo más alto del podio, justo una semana después de revalidar su título de campeón del mundo.

Julien Absalon acabó segundo, a pesar de que el francés tuvo problemas con su ritmo desde el principio y se vio relegado hasta el quinto lugar. Absalon parecía que finalizaba tercero pero tras un último esfuerzo consiguió superar a Maxine Marotte en los metros finales.

Jaroslav Kulhavy, por su parte, sufrió un pinchazo que le dejó sin opciones de podio, conformándose con la cuarta plaza, justo por delante del español David Valero. , que consiguió una meritoria quinta plaza después de una semana fantástica para él, cuando conocía que disputaría sus primeros Juegos Olímpicos.

Por lo que respecta al resto de españoles, Carlos Coloma terminó octavo y Pablo Rodríguez vigésimo segundo. Sergio Mantencón y José Antonio Hermida tuvieron problemas durante el fin de semana y no pudieron competir con garantías. El primero se cayó durante la clasificación del sábado y no pudo salir el domingo debido a un fuerte dolor en el hombro, mientras que el segundo sufrió un corte de digestión durante la carrera que le obligó a retirarse. El propio Hermida explicaba que “he bebido agua fría en una de las secciones y dos minutos después empecé a sentir unos calambres estomacales. Me he quedado sin energías, de repente, y me sentía completamente vacío”.

Por lo que se refiere a las féminas, Annika Langvad, Jenny Rissveds y Catharine Pendrel pelearon por la victoria. En esta lucha, la altitud jugó un factor determinante, como comprobó la propia Pendrel cuando se estrelló violentamente en la zona llamada ‘Infierno de Heidi’, un duro y polvoriento descenso. La caída perjudicó enormemente a Pendrel, quien tuvo que pararse a desdoblar su asiento y, como consecuencia, se vio fuera de la lucha por el triunfo final.

En ese momento, Langvad lideraba la carrera con 26 segundos de ventaja, una renta que le fue suficiente para superar a Rissveds. La sueca trató de cerrar la brecha con Langvad, sin embargo, tuvo que lidiar con Jolanda Neff, quien amenazaba con quitarle el segundo puesto. Pese a ello, Rissveds aumentó su ritmo y en un giro repentino de los acontecimientos adelantó a la gran favorita.

Finalmente, una Rissveds eufórica cruzó la línea de meta 1 minuto y 8 segundos antes que, Langvad, segunda, y de Neff, tercera.

Card

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.