Nadie va a discutir las habilidades sobre la bici y el equilibrio y destreza de Fabio Wibmer, pero este vídeo es tota una tortura para el que lo contempla, ya que en más de una ocasión parece que Fabio se vaya a precipitar al vacío, especialmente hacia la mitad del vídeo, en el 1’43”, cuando el viento sopla con mayor fuerza y se ve como se le mueve la rueda delnatera. Por fortuna, todo queda en un susto y Fabio Wibmer logra su objetivo y es capaz de recorrer sin caerse esta barandilla en un pantano, con una caída a su izquierda de más de 200 metros en Koelnbreinsperre, Austria, una de las presas más altas de Europa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.