En 1990 la introducción del pedal Shimano M737 y la zapatilla M100 supuso el inicio de una auténtica revolución dentro del MTB; una combinación de pedal y zapatilla denominada SPD (Shimano Pedaling Dynamics). Pues bien, en la celebración de su 25 Aniversario, Shimano saca una edición limitada con unas zapatillas y unos pedales en forma de homenaje.

El sistema SPD fue el inicio de la creación de pedales más compactos y estables, ya que su sistema de regulable, con la conocida “holgura” lateral, aportaba una gran confianza a todos aquellos que sufrían por las caídas, ya que permitía soltar el pie con facilidad.

Durante estos 25 años se ha mejorado mucho en el diseño de los pedales SPD de Shimano, haciéndolos más ligeros y ofreciendo una mayor altura sobre el barro, además de la conocida introducción del mecanismo de ‘pop-up’ para una entrada fácil y más rápida de las zapatillas. En la actualidad hay pedales SPD específicos para cada tipo de estilo de pilotaje, tanto de ciclistas profesionales como amateurs.

Shimano también fue una de las primeras compañías en utilizar una hebilla para el cierre de las zapatillas e introducir carbono en las suelas.

Pero si hay una característica fundamental que se ha mantenido sin cambios durante los últimos 25 años, esta es el sistema de fijación SPD. La conexión original entre el pedal y el zapato sigue siendo el sistema pedal/zapatilla o pedal/cala más conocido y usado en la mountain bike.

Ahora, y como homenaje al pedal M737 y a la zapatilla M100, Shimano introduce una nueva combinación de pedal/zapatilla para todos los apasionados del MTB. Se trata de una edición limitada del PD-M530C y la SH-M163G. Un pedal SPD de doble cara y una zapatilla ideales para cualquier tipo de terreno desde la talla 38 hasta la 48 en color negro.

En resumen, un kit moderno pero con el alma de un producto de hace 25 años.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.