Los hermanos Durán, Josep y Magda, fueron los mejores españoles en la segunda jornada de las pruebas junior de cross-country en los Mundiales de BBT Vallnord.

Josep finalizó en el puesto 18 de la carrera masculina, mientras que Magda Durán, lo hizo en el puesto 21 de la prueba femenina.

El mismo biker catalán aseguraba tras la prueba que “salía muy bien, en segunda fila y en la primera vuelta he llegado a ir el 11, pero en la segunda y la tercera he ido a menos, hasta colocarme sobre el 20. Menos mal que en la última he ido a más y he podido remontar un par de posiciones. Muy contento por la experiencia, a pesar de que el recorrido no era fácil, y más con el barro pastoso, que costaba controlar”.

Una jornada marcada por la lluvia, y que en ciertos momentos fue bastante intensa e incluso con granizo.

El danés Simon Andreassen demostró, una vez más, ser el mejor de su generación después de conseguir la victoria, sumando un nuevo Mundial, después del cosechado el año pasado. Segundo, a 47 segundos del danés, entró el alemán Maximilian Brandl y tercero, 1:19, el colombiano Egan Bernal, plata el año pasado.

Respecto a las féminas, el triunfo fue para la italiana Martina Berta, por delante de la británica Evie Richards, a 1:20, y de la suiza Nicole Soller, a 2:27. Magda Durán terminaba a 11:58, manteniéndose toda la carrera en torno a esa posición, mientras que María Rodríguez no puedo acabar por culpa de una caída en la primera vuelta.

El seleecionador español, Cristóbal Sánchez, explicó al término de la jornada que “Magda sufrió una caída la semana pasada en Sierra Nevada, con un fuerte golpe en la cara y aunque ha recuperado estos días, no está en su mejor momento, por lo que pienso que ha cumplido. En cuanto a María, tuvo un fuerte golpe en la costilla que le obligó a parar e incluso a ser llevada al hospital donde le están haciendo pruebas para descartar alguna lesión más grave”.

Pablo Rodríguez, a por el oro

Este viernes se disputa la penúltima jornada de competición de cross-country y una de las grandes esperanzas españolas estará en la salida. Se trata de Pablo Rodríguez, quien intentará traer a España la primera gran alegría de estos Mundiales en la categoría sub23. Joan Bou también estará en dicha prueba.

Para el gallego será su último Mundial en la categoría y con opciones de estar en el podio, incluso en lo más alto como sucedió en el pasado Europeo de Chies d’Alpago. “El circuito me va muy bien y tiene un par de subidas que van a ir desgastando y van a hacer daño de cara a las últimas vueltas. Así que mi objetivo será estar metido en carrera desde el principio y aguantar la fortísima salida que están teniendo sobre todo los corredores franceses, tratando de guardar fuerzas de cara al final, que es donde a ellos más daño se les puede hacer. Intentaré hacer una carrera de menos a más, tener la mente fría y ser inteligente. Estamos un grupo de corredores bastante igualados y cualquiera puede llevarse la victoria, pero lo más importante será verse metido en carrera y estar en la pelea por el podio, es lo mismo que hemos buscado en cada carrera de la Copa del Mundo, y con ese propósito afrontamos la carrera de mañana. Me noto descansado, fuerte y sobre todo muy motivado”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.