¿Cómo va?

Parece mentira que un componente tan insignificante pueda funcionar tan bien o proporcionarte tan buenas sensaciones. Se fijan, a diferencia de los acoples convencionales, en la parte interna del puño. Apenas sobresalen unos 2 cm por encima de los puños, pero suponen un punto de apoyo y de contacto para la cara interna de nuestro pulgar realmente agradable. Con ello la mano se posiciona de forma más natural sobre el manillar, pues aproximas más el pulgar al resto de los dedos. Esto hace que en nuestras salidas mas largas, la mano y sobre todo el dedo pulgar se fatiguen menos.

Además, se pueden accionar los frenos sin necesidad de soltar el acople, algo que sí ocurre con los tradicionales. No permiten el mismo agarre que un acople grande, pero sí que nos proporcionan cierto control sobre el manillar, sobre todo al pedalear de pie.

¿Para quién es?

Para los bikers que sufran de sobrecarga en los dedos pulgares o en las manos al montar muchas horas en bici pero de poco recorrido, donde es necesario más control del manillar y posición eficiente sobre este.

¿Qué falta?

No les falta nada. Son fáciles de instalar, el precio no es desmesurado, son ligeros y lo que ofrecen en cuanto a prestaciones es interesante. ¿Se puede pedir más?

Características técnicas

  • Precio: 23 euros el de Zytel y 35 euros el de carbono.
  • Descripción: Acoples cortos, específicos para la parte interna del puño y para el apoyo de la cara interna del pulgar. Realizados en un compuesto (Zytel) o carbono.
  • Colores: Amarillo, blanco, azul, rosa, negro, naranja, verde o rojo. También en acabado carbono.
  • Peso: 18 g el par
  • Distribuidor: FGA Distribuciones Deportivas
  • Más info: www.togs.com

Una Respuesta

  1. Julio C. Acebal

    Despues de gastarme el dinero en ellos, y tras varias salidas en bici con estos acoples, he llegado a la conclusión de que no sirven para nada en absoluto. Almacenados en mi caja de herramientas.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.