Ayer se dio oficialmente el pistoletazo de salida a la que será la décima edición de la Titan Desert by Garmin. Además de abrirse el periodo de inscripciones a las 20.00h, un acto multitudinario en una de las principales salas Cinesa de Barcelona, sirvió como acto central de presentación y de arranque a esta edición 2015. Por supuesto, la efeméride del décimo aniversario fue el eje central de la presentación y el motivo por el cual el próximo año, esta ya legendaria prueba de MTB por el desierto contará con alicientes inéditos hasta la fecha.

PORCAR

_DGL3612
El director de la fundación Repsol, Javier Inclán, recibe el reconocimiento por su acción solidaria en la Titan Desert de la mano de Jaime Alguersuari, presidente del grupo Alesport

Al acto de Barcelona acudieron cerca de 600 personas, entre los que además de aficionados de todos los niveles y procedencias, se encontraban participantes ilustres de ediciones anteriores, vencedores, ex ciclistas profesionales, representantes de los principales patrocinadores de la prueba y como no, todo el staff técnico de RPM Events y Alesport, las empresas organizadoras de la prueba. Precisamente fueron los principales responsables de la organización, Juan Porcar como consejero delegado del grupo Alesport, Félix Dot, director general de RPM Events y Manu Tajada, el director técnico de la Titan Desert by Garmin, quienes desvelaron en sus respectivas intervenciones los detalles de la próxima edición y las acciones especiales que con motivo del décimo aniversario, se van a llevar a cabo.

Las principales novedades en la edición 2015 se centran en la introducción de un tramo nocturno, con la salida de la primera etapa completamente de madrugada. En esa misma jornada, la Titan Desert pasará por el paso de montaña más elevado de su historia, rozando los 3.000m de altitud en una pista abierta expresamente para la prueba. Por otro lado y como continuidad al tramo de navegación Garmin del año anterior, en 2015 se disputará una etapa íntegra sin señalización alguna y en la que habrá que navegar alrededor de 100 km. Los controles antidopaje en cada etapa es otra de las novedades del próximo año, en un intento por asegurar una prueba justa y más limpia entre los participante. Aparecerá una nueva categoría denominada “Ambassador” en la que en un formato de equipo por parejas, los participantes podrán representar a su ciudad con ropa personalizada dando pie así a la esponsorización por parte de municipios y ciudades. Por último, se abre la posibilidad a personas que no pueden acceder o no tienen la capacidad de disputar todas las etapas, a tomar parte en las dos últimas jornadas, un reto mucho más asequible física y económicamente, al que sólo podrán acceder 50 participantes en lo que se llamará Titan Contact.

Más info en:

www.titandesert.es

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.