Aunque ya llevábamos tiempo viendo las fotos espía de los prototipos de la nueva gama de XC de Trek para el año próximo, la sorpresa no fue menor al montarnos en las nuevas plataformas y comprobar como se han exprimido los de Waterloo para adaptar sus bicis de competición al terreno cada vez más duro y exigente de las carreras de rally.

Y es que es cierto que cada vez más, las carreras de XC de la UCI adquieren, afortunadamente para los que nos gusta el mtb, un perfil mucho más técnico, con grandes “drops” y “rock-gardens” que hacen que los riders más técnicos y habilidosos sobre una mountain bike puedan vencer sobre riders “importados” de la carretera con menos tablas sobre las piedras. Pero ello ha llevado aparejado una evolución de las bicicletas, ya que la antes reinante hardtail se ha ido quedando algo “justa” en algunos circuitos concretos, donde la mayoría de riders acababan optando por usar bicis de doble suspensión. Los riders de Trek alternaban entre su Superfly rígida y el modelo FS de doble suspensión, pero los de Wisconsin han querido dar un salto cualitativo grande y ofrecer dos nuevas plataformas muy interesantes, que nos han sorprendido gratamente en los test preliminares que pudimos realizar en un soleado día de verano por los singletracks de los alrededores de Zeist, en Holanda.

Con una puesta en escena espectacular en el Teatro Figi de Zeist, con la presencia de todo su staff y de sus mejores riders, como Emily Batty y Fabian Cancellara, y donde también pudimos disfrutar de la Premiere de la increíble nueva película “Unreal”, Trek desveló sus nuevas Procaliber SL y Top Fuel SL, además de una actualización de su exitosa Fuel EX 29.

 El retorno de la Top Fuel SL

Después del reemplazo, ya hace unas temporadas, de la Top Fuel por la ligera Superfly FS, Trek ha vuelto a resucitar su mítica montura de rally con argumentos para convertirla en una de las más deseadas en los circuitos de la Copa del Mundo (y posiblemente de muchos de nosotros…)

Sustituyendo pues a la Superfly FS, la nueva Trek Fuel, de 100 mm de recorrido, se renueva y adopta un EVO Link (en lugar del anterior swing link), y añade sus tecnologías ABP, geometría G2 y Full Floater, con otros extras bienvenidos como el uso del Mino Link que ya usaban sus bicis de enduro para cambiar la geometría, y la adaptación del sistema “Smart Wheel Size Concept”, que mantiene la rueda de 27,5 para la talla 15,5″ y la rueda de 29″ para el resto de tallas hacia arriba.

Evidentemente, la nueva Top Fuel ya nace con el sistema Boost, tanto con espaciado de 148mm en el buje trasero como de 110 mm en el eje delantero, y una de las mayores ventajas ha sido la espectacular reducción del tamaño de las vainas, que permite conseguir una longitud de tan solo 433 mm con rueda de 29″.

El cuadro presenta un nuevo sistema de cableado interno llamado “Control Freak”, que permite un ruteo interno fácil y sin ruidos, con uso de puertos de entrada con máxima compatibilidad, todo ello en un ligero cuadro en carbono OCLV que deja la bascula en unos ridículos 1.900 gramos. Con montajes muy completos que van desde los 2.999 euros hasta los casi 9.000 de su espectacular 9.9 SL, la bici nos ha dejado muy buen sabor de boca en este primer contacto, y esperamos poder exprimirla a fondo para vosotros en cuanto recibamos las unidades de test.

Procaliber SL, otra resurrección anunciada

Y la bici que más había dado que hablar en las fotos espía finalmente se llamará Procaliber SL, la nueva plataforma hardtail de Trek para competición que adopta el sistema IsoSpeed que ya había usado en su bici de carretera Domane y en la Boone de Ciclocross. Con un sistema de IsoSpeed modificado para poderlo usar en bici de XC con diámetro de tija de 31,6 mm, el pivote con el rodamiento sellado se ancla ahora delante del tubo de sillín y lo que hace es permitir independizar la flexión del tubo vertical del resto del cuadro. De esta forma, el cuadro sigue siendo igual de rígido al pedalear o sprintar, pero mantiene un gran confort que permite pedalear sentado cuando el terreno se complica.

Hay que aclarar que aunque el sistema tiene unos teóricos 11 mm de recorrido, la propia marca ya deja claro que no se trata de un sistema softail o de suspensión, sino de una tecnología que permite suavizar el terreno para los que sigan disfrutando del tacto de competición de una rígida, pero quieran algo más de confort para cuando el terreno es muy técnico o la ruta muy larga. El propio John Riley nos comentaba que, a pesar de pesar 100 gr más que su anterior Superfly hardtail, sus corredores preferían ese pequeño peso extra a cambio de la gran comodidad que el sistema aporta. En cuanto a test y números, en tests la Procaliber SL ha demostrado ser un 70% más “cómoda” que su propio cuadro de Superfly anterior.

Equipada con horquilla de 100mm y montajes con un espectro muy amplio de precios, la Procaliber SL (“SuperLight”) también nace con el estándar Boost, con 148 mm traseros y eje de 110mm delantero, que permiten de nuevo unas cortas vainas de 435 mm , manteniendo una compatibilidad con plato de 36T para los bikers más fuertes. Igualmente, también es compatible con sistemas electrónicos o de cable mediante su ruteado Control Freak, e incluso compatible con tijas telescópicas, y que incluye un ingenioso puerto en la parte inferior del tubo diagonal que permite insertar una brida que hace la función de agrupar los cables para evitar fricciones y ruidos indeseados. También disponible desde la talla 15,5″ hasta la 21,5″, la primera adopta rueda de 27,5 mientras que el resto se mantienen en 29 de acuerdo con su Smart Wheel Size System.

A pesar de que el terreno donde pudimos probar la Procaliber SL no incluía demasiadas secciones rocosas o técnicas, enseguida pudimos apreciar la ventaja que el IsoSpeed añade a la bici, suavizando el terreno, sin que llegue a ser una suspensión, y sin por ello perder nada de la reactividad clásica de una hardtail.

Fuel EX 29. Actualizando su plataforma más exitosa

Por último cabe mencionar que, aprovechando la presentación de sus nuevas estrellas de XC, Trek aprovechó para mostrarnos su nueva Fuel EX 29, que recibe también el “tratamiento” Boost con 148 y 110 mm (desde la gama EX 8 hacia arriba) y ello permite de nuevo reducir las vainas desde 452 mm hasta los 434 mm, lo cual es impresionante, y las deja casi a la medida de su modelo de 650B, lo que permite hacer de la polivalente EX 29 una bici aun más ágil y juguetona.

Otro cambio ha sido la extensión de la tecnología RE:aktiv que tanto nos gustó, hasta sus modelos inferiores (hasta el EX 8) y la eliminación del sistema DRCV. Según nos cuenta Jose Gonzales, jefe de suspensiones en Trek, el nuevo amortiguador FOX EVOL consigue la misma curva y comportamiento que el DRCV que ellos habian desarrollado, así que han decidido optar por este nuevo modelo, lo que les permite reducir costes. Otros cambios en la Fuel EX 29 son un mayor espacio para ruedas de hasta 2,4″, guía ISCG05, la inclusión del sistema Control Freak, del Mino Link, con una geometría algo más relajada en su setting más lanzado y la inclusión de horquillas Fox 34 con 130 mm de recorrido en sus modelos Fuel EX 9 (el resto equipa 120 mm delante)

Parece ser que todas las nuevas bicis que Trek nos mostró en Holanda van a estar disponibles en muy breve espacio de tiempo, y estamos tan ansiosos como vosotros por recibir las unidades de test, exprimirlas al máximo en terreno conocido y contaros como funcionan, así que estad atentos a la revista en próximos números…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.