Si nos pusiéramos bata blanca, gafas con culo de vidrio y jugáramos a científicos locos en nuestro laboratorio secreto de Waterloo, crearíamos una nueva raza de bicis cruzando las aptitudes atléticas de las anoréxicas bicis de XC con la estabilidad, tracción y diversión de las obesas fat bikes. ¿Cuál sería el resultado? La Trek Stache, una bici trail en clave diversión.

Desde que la vimos hace tan solo unas semanas atrás, en la feria americana del Sea Other, para sorpresa y asombro de muchos, en un tiempo récord ha cruzado el charco hasta llegar a los escaparates de las tiendas y a las portadas de las revistas. Antes de nada decir que esto no es una fat bike, de hecho algunos vaticinamos que la aparición del fenómeno Plus –recordamos que también ha aparecido recientemente el 27,5 plus – arrinconará la sorprendente cota de mercado que han tenido las fat, cuyo argumento principal era la diversión. Pues bien, ya os anticipamos que después de probarla, esta es mucho más divertida.

¿Es una fat bike?

Rotundamente, no. ¿Cómo diferenciar una fat bike de una plus? Muy sencillo, la fat son ruedas de 26” que montan cubiertas comprendidas entre las 3,8” y 5” de balón. Por el contrario las 29 y las 27,5 plus son neumáticos menos desproporcionados que transitarán en torno a las 3” de sección de neumático.

Novedad, sí; pioneros, no

Pero ojo al dato, que esta no es la primera bici de 29 plus; con mucha anterioridad, marcas más minoritarias como Surly ya apostaron por este diámetro. Pero también en el presente más cercano Niner presentó su bici de 29 plus, la Ros 9 Plus. La gran noticia es que una primera marca generalista y con el prestigio de Trek apueste por una bici de 29 plus, aunque con un matiz muy importante: la Stache está preparada para poder albergar también ruedas de 27,5 plus y de 29”.

Una apuesta con matices

Y es que en un mercado cada vez más diversificado, las grandes marcas parecen haber realizado ya su apuesta, y no es precisamente la del 29 plus. RockShox, FOX o SRAM ya han presentado importantes novedades en sus transmisiones y suspensiones, pero todos ellos en clave 27.5 plus. De hecho, no solo los fabricantes han movido ficha, también lo han hecho de la mano de grandes firmas como Specialized o Scott, que ya nos han presentado bicis de 27,5 plus para 2016, en versión rígida y doble suspensión, para él y para ella. Y es que la aparición del nuevo estándar de SRAM, el Boost, ya auguraba cambios importantes para dar cabida a las cubiertas de rueda ancha. Y muy al hilo de este último aspecto, podemos ver que la Trek Stache, en cuanto a horquilla se refiere, por ejemplo, ha tenido que apostar por la Manitou Magnum, ya que es la única que de momento cuenta con botellas y puente adaptado a las 29 plus. Pero ¿cuánto hacía que no veíamos una Trek de gama alta montada con Manitou? Esto y pequeñas limitaciones de un mercado todavía verde en reposición. ¿Cuántos neumáticos de 3”se comercializan hasta la fecha? No nos darían para un informe, al menos de momento.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.