T. Qué es lo que ve aquí. Una T, una T de Trek… ¿Puede concretar? Sí, una T de Trek Top Fuel… Entiendo, diagnóstico claro: obsesión por el XC. Y no se equivoca el doctor, la nueva Top Fuel ha renacido para aquellos usuarios amantes de la velocidad, de los vatios y de las salidas que se convierten en entrenos. Aquellos que se toman cualquier salida como la última y que disfrutan de una bici muy rápida. Es normal que nos preguntemos ¿pero acaso somos nosotros profesionales? Está claro que no, pero tener la oportunidad de montar una bici de competición es demasiado tentador como para dejarla escapar. Además, cuanto peor es el biker, más se nota la contribución en nuestras salidas de una máquina todopoderosa como la nueva Top Fuel. Os confieso que tenía muchas ganas de probar la renacida Top Fuel, pues os escribe un nostálgico expropietario del mítico modelo de 26”. La creíamos olvidada hasta que vimos a Sergio Mantecón con un prototipo corriendo en la Copa Catalana Internacional y lo acabamos por confirmar durante la presentación oficial por tierras holandesas, a la que acudimos a finales de junio, apadrinada por una de las corredoras del equipo oficial de Trek, la canadiense Emily Batty.

Historia del XC reciente

Y es que entre 2005 y 2012, la Top Fuel reinó en muchos circuitos técnicos de la Copa del Mundo. Aún recordamos importantes victorias de Ralph Naff. Pero la pregunta a día de hoy y que se hace mucha gente es evidente. ¿Por qué han decidido retomar la plataforma Top Fuel? Pues bien, está todo estrechamente ligado. La respuesta oficial de Trek es porque los corredores demandaban una bici todavía más rígida, compacta y agresiva que la Superfly FS para ser lo más rápidos posibles en los circuitos cada vez más técnicos (solo hace falta ver los Rock Gardens) de la Copa del Mundo. Y por ello han decidido aplicar todas las nuevas tecnologías de bicis como la Fuel EX o la Remdey para trasladarla al concepto Top Fuel, una auténtica purasangre de competición. Y es verdad, en la primera toma de contacto en Holanda ya pudimos apreciar las altas cotas de rigidez del nuevo cuadro Top Fuel y un tarado de suspensión mucho más duro, más de XC, más de competición en un cuadro muy compacto. Estará disponible con montajes en carbono y aluminio, además de un modelo específico para las chicas (la Top Fuel 8).

Disección del cuadro

El cuadro de la nueva Top Fuel pesa 50 gramos más que el de la Superfly FS, precisamente en pro de elaborar mejores cotas de rigidez. Lo han conseguido con la implantación de la nueva tecnología Boost con bujes más anchos (110 mm para la rueda delantera y 148 mm para la trasera), un diámetro de tija más grande de 31,6 mm y un basculante musculoso muy compacto, con unas vainas 15 mm más cortas que las de la Superfly FS. Pero que nadie piense que estamos delante de un cuadro pesado, al contrario, 1.900 gramos con amortiguador incluido en la versión de carbono. Y eso que las vainas del basculante son de aluminio, imaginamos que para ganar en fiabilidad. Aun así el peso es excepcional, y lo sitúa como uno de los cuadros de doble suspensión más ligeros del mercado.

Plagada de tecnología

Su cuadro rebosa recursos técnicos por los cuatro costados. El cambio visual más evidente es la recolocación del amortiguador encima del pedalier, sujetado a través de dos puntos de sujeción en movimiento (Full Floater), conectado al basculante en la parte superior a través de la bieleta EVO link de carbono, realizada en una sola pieza para ganar rigidez y ligereza. También han implantado su sistema patentado ABP, un pivote trasero concéntrico que separa las fuerzas que se ejercen durante la frenada sobre la suspensión. Pero de todas las tecnologías implantadas, la que más se deja notar es la geometría ajustable a través de una tuerca anclada en la bieleta. Con tan solo un pequeño giro permite dos posiciones (Low/High) con las que podemos modificar el ángulo del tubo de dirección en 1/2° y 10 mm la altura del eje del pedalier, para adaptar así todavía más el comportamiento del la bici a nuestros gustos o necesidades.

Después de trastear, optamos por la posición Low, que es además la opción elegida por la mayoría de los corredores del Factory Team. Posturalmente es exigente, ya que, además de su geometría XC, destaca por una pipa de dirección supercompacta, 90 mm en talla 17.5”. De hecho, no recordamos una cifra tan inferior en un cuadro doble de 29”. Ello hace que adquiramos una posición aerodinámica y que, adelantando el sillín, gocemos de una posición ideal para subir sin perder tracción en las cuestas más empinadas. Otra implementación importante ha sido adecuar las ruedas de 27,5”en la talla 15,5” y las 29”. El Smart Wheel Size, una perfecta adaptación a cada talla, nos permite, por ejemplo, no tener necesidad de instalar una potencia con ángulo negativo para radicalizar la postura.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.