La peligrosidad del Red Bull Rampage queda sobradamente demostrada en este espeluznante vídeo. Nicholi Rogatkin, uno de los riders participantes de tan sólo 19 años, sufrió el que para muchos ha sido uno de los accidentes más fuertes e increíbles de la historia de la competición.

Rogatkin se encontraba entrenando durante la primera jornada, cuando en una de sus bajadas, en un camino realmente difícil, el de Specialized sufrió un aparatoso accidente con una caída de más 10 metros golpeándose duramente contra las rocas de la montaña.

Por surrealista que parezca, Rogatkin, después de su aterrizaje consiguió levantarse por su propio pie y finalizar con su tanda. El freerider estaba lleno de heridas y con la rostro sangrando, pero nada le pudo frenar y acabó realizando su descenso, con algún que otro backflip más incluido.

Sin duda, ¡esta gente está hecha de otra pasta! ¡No os perdáis el vídeo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.