El vídeo que os traemos a continuación es un auténtico regalo, no solo para la vista, sino también para los oídos. A diferencia de la mayoría de vídeos que se hacen de bicicletas de montaña, donde la música adquiere siempre un papel protagonista, en este lo único que se escucha es la música producida por la bici bajando por el sendero, cada sonido por cada rincón que pasa. ¡Una auténtica maravilla!

Una de los sonidos más satisfactorios es el neumático repiqueteando por el sendero, aplastando lodo, deslizándose sobre las raíces y atravesando charcos de agua. No os perdáis este vídeo producido por The Coastal Crew donde Curtis Robinson se aprovecha de las condiciones de invierno para hacer un poco de ruido con su Stumpjumper FSR EVO.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.