Una vez alguien tuvo el sueño de crear sus propia marca de bicicletas, pero pensarlo no fue suficiente, se propuso entonces ser crearlas y ser el dueño de todo el proceso, desde dibujar los bocetos hasta la comercialización, pasando por la fabricación de los cuadros. Ese fue el sueño de César Rojo, y esa es la historia de su inminente marca de bicis, UNNO.

Rojo, a quien muchos de vosotros ya conocéis, comenzó en esto de la bici de montaña compitiendo. Los más veteranos aún recordaréis aquel chico de mediados de los noventa, introvertido y que llegó a formar parte del Global Racing Team con el que disputó numerosas pruebas de la Copa del Mundo. Sin embargo, la decisión de formarse y finalizar sus estudios de ingeniería lo apartaron en aquel momento del deporte de alto nivel, pero no de su pasión por las bicicletas.

César es ahora un reconocido ingeniero involucrado en infinidad de proyectos industriales. Dirige Cero Designs, su propio estudio, desde donde ha participado intensamente, entre otras cosas, en el diseño de algunos de los modelos Mondraker más representativos de los últimos años, incluyendo su exitoso sistema de suspensión Zero que tan buenos resultados ha aportado a una de nuestras marcas más internacionales. Cerrada ya su etapa de colaboración con Mondraker, César saca ahora a la luz este ambicioso proyecto, UNNO.

Se trata de una marca de bicis pensada y materializada íntegramente en su estudio de Barcelona. El control del proceso es del 100%, de manera que cada cuadro que sale por la puerta, había entrado como materia prima a través de esa misma puerta. De esta manera pueden controlar la forma en que se utilizan los materiales, la forma en que les dan forma y cómo reciclar lo que no se usa.

Los cinco modelos que Rojo y su equipo lanzarán de UNNO serán de carbono, hechos a mano y llegarán en otoño-invierno de este año en unidades limitadas.

Hasta el momento, la información sobre la nueva marca ha ido llegando con cuentagotas, pero en Solo Bici nos acercamos al cuartel general de Cero Designs para conocer todos los detalles de esta.

¿El XC del futuro? La UNNO más revolucionaria

En este modelo rígido, del que oficialmente todavía no se conoce el nombre, UNNO ha puesto toda la carne en el asador para conseguir un comportamiento sin precedentes en el XC. El objetivo era mejorar la reactividad y capacidad escaladora de las bicis más avanzadas en este segmento, pero, al mismo tiempo, permitir mayor control y diversión en las bajadas. Para ello han realizado modificaciones en la geometría más que interesantes, si la comparamos con la geometría de las bicis de XC que conocemos en la actualidad. Estamos deseando probar ya alguna de las primeras unidades, pero sobre el papel, la bici puede ser un auténtico misil si además, como parece, con un montaje de gama alta puede quedar en un peso de menos de 9 kg.

Unno Bikes

Modelo hardtail UNNO con montaje provisional, todavía en proceso de test.

1- Vainas, 420 mm

En una bici de 29″, esta medida es realmente corta y, en todo caso, favorecedora de una mayor tracción y aceleración de la bicicleta.

2- Pipa de dirección, 85 mm

La escasa altura de esta parte del cuadro hace que el manillar quede realmente cerca de la rueda delantera, que en subidas no se levante la rueda delantera y compense el marcado lanzamiento de la rueda.

3- Ángulo de dirección, 67º

Este lanzamiento en el ángulo de dirección inédito en bicis de esta categoría asegura un control y confianza brutal en descensos.

4- Reach mayor de lo habitual

Con el lanzamiento de la dirección a 67°, el Reach o parte delantera del cuadro es más larga que en el resto de las bicis de su categoría.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.