En el último año el número de marcas que han apostado por las plataformas de venta online ha aumentado considerablemente, es por ejemplo el caso de Trek, que el pasado mes de agosto anunció que empezaría a vender sus productos por Internet. Y es que cada vez más los consumidores apuestan la red a la hora adquirir tanto bicis como accesorios y componentes.

Un reciente estudio sobre el mercado de la bicicleta Estados Unidos y realizado por Gluskin Townley Group, destaca que entre 2012 y 2014 bajó un 17% el número de consumidores que entran a una tienda de bicis. Además también detalla que al mismo tiempo, ha aumentado un 117% la gente que se dirige a las tiendas para ver las bicis y después adquirirlas por Internet.

Estos datos solo hacen que reforzar la idea de que el mercado de la bicicleta, al igual que ocurre con muchos otros, está en un proceso de cambio que se dirige por lo menos, a una redistribución importante en los porcentajes de venta en tienda física y en tienda virtual. Pese a ello y es algo que se concluye en el citado estudio, el cliente aprecia en gran medida experimentar un primer contacto físico con el producto antes de realizar la compra, Gran parte de los usuarios por tanto, parecen tener esta conducta; miran y tocan el producto en la tienda física y luego la compran en la tienda online.

En el propósito de adaptarse a esta conducta de parte de los usuarios, el fabricante de bicicletas Nukeproof, que vende todos sus productos exclusivamente por Internet, propuso el pasado mes de abril un nuevo concepto en lo que se refiere a la venta por la red. En la localidad madrileña de Becerril de la Sierra, lugar donde tiene su sede en España, abrió una Showroom con tal de que cualquiera pueda testar sus productos antes de adquirirlos. El espacio físcico tiene únicamente un carácter expositor, es decir, no se pueden comprar “in situ” los productos, pero trata de romper la barrera física que genera la venta online acorde con lo que reclama el mercado. De esta manera el comprador puede probar los productos que plantea adquirir manteniendo los precios más económicos del mercado online.

Se desconoce el rumbo exacto al que se terminará dirigiendo la industria de la bicicleta, lo que está claro es que el consumidor quiere los precios de Internet a la vez que la posibilidad de testar sus diferentes opciones de compra.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.