Después de graduarse en 1998, Fred Cuthbert descubrió que no acababa de encontrar el trabajo y la vocación que le llenaran lo suficie  nte como para dedicarse a ello toda su vida. Fred quería tener un estilo de vida sano y activo, y su afición por el mountain bike le acabó llevando al diseño y creación de bicicletas artesanas, lo que le permitió usar sus dotes como mecánico y como artista, y mezclar diseño y arte en el proceso.

En el año 2001, Fred comienza a soldar sus propios cuadros a mano, y su perro Duncan, de la raza Wolfhound, es el que proporciona el nombre a la empresa, a la vez que aparece como protagonista del logo de esta pequeña compañía del sur de Oregón. Wolfhound Cycles está curiosamente ubicada en un gran container de carga que se encuentra en la parte de atrás de la casa de Fred. Desde su pequeño e íntimo espacio de trabajo, siempre lleno de buena música (su segunda pasión), Fred sueña y diseña bicicletas únicas y exclusivas, aunque también nos cuenta que la mayoría de sus clientes ya acuden a él con ideas claras de lo que desean en la cabeza.

Creaciones únicas

0003 Max-M.-Dave-K.-BAGSHAW.-Dave-K.-BAGSHAW

Y es que, habitualmente, el perfil de cliente de una bici artesana suele ser una persona que ya ha tenido muchas bicicletas anteriormente, pero no acaba de estar contento con lo que el mercado en masa le ofrece. Fred Cuthbert trata de conjugar las ideas que el cliente trae en la cabeza, con lo que él mismo puede aportar desde su punto de vista tanto mecánico como artístico, así como por sus años de experiencia, que le permiten saber de antemano lo que va a funcionar bien y lo que no, tanto en lo referente a formas, diseño, como a geometría (indispensable aspecto de cada bicicleta). La verdad es que las creaciones de Fred no dejan indiferente a nadie, con nuevos diseños, curvas imposibles y creaciones tan originales como la Booty, donde los tirantes de la bici se elevan en una gran curva que dan a la bicicleta un aspecto realmente nunca visto.

Aunque la lista de espera para conseguir una Wolfhound es grande, Fred está encantado de encontrar clientes que le permitan desarrollar su arte sin prisas y poder ofrecer un producto con el que el propio cliente también esté soñando. Wolfhound Cycles fue una de las siete marcas seleccionadas para el proyecto “7 bikes for 7 wonders” desarrollado por Travel Oregon, y que permitió a 7 builders diseñar una bicicleta inspirada en siete de las zonas más emblemáticas de este increíble estado del noroeste americano. El proyecto es muy curioso, y vale la pena echarle un vistazo a su página web

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.