10 consejos para terminar con éxito tu primera marcha cicloturista
PUBLICIDAD

10 consejos para terminar con éxito tu primera marcha cicloturista

Tras un año de calendario ciclista prácticamente en blanco y con un número considerable de nuevos usuarios con bicicleta, esta temporada regresan algunas de las marchas cicloturistas más importantes y para muchos participantes será su primer gran reto de larga distancia. Toma nota de estos consejos para completar el recorrido con éxito y, lo más importante, disfrutar de la experiencia.

La pandemia y el confinamiento trajo consigo una cascada de suspensiones de eventos deportivos amateurs que afectó a todas las disciplinas y, por supuesto, al ciclismo también. Sin embargo, hay un hecho que diferencia al deporte de los pedales del resto, y es que el ciclismo en todas sus variantes se ha visto notablemente reforzado a raíz de este periodo pandémico.

El último informe de AMBE acredita que en 2020 en España se han vendido más de un millón y medio de bicicletas, un incremento de un 24% respecto a 2019. La posibilidad de hacer ejercicio al aire libre de forma segura, así como el uso de la bicicleta como herramienta de transporte sostenible ha supuesto una auténtica revolución en el mercado y por ello se prevé un éxito de participación en las próximas marchas cicloturistas.

consejos para cicloturistas

¿Qué ofrece una marcha cicloturista?

Un año entero aprendiendo y entrenando para poner tu estado de forma al límite en un desafío de larga distancia no competitivo. Todo ello disfrutando de una jornada de ciclismo compartido donde la organización vela por la seguridad y el bienestar del participante.

Estos son algunos de los alicientes de formar parte de una marcha organizada de este tipo. Ya hay algunas confirmadas en el calendario nacional, entre las que destacamos la L´Etape Spain by Tour de France presented by Lapierre (24 julio), una forma de trasladar la magia de la ronda gala a cualquier aficionado, y La Mussara Reus (31 octubre), una marcha contrastada de gran riqueza paisajística que se subdivide en la Mussara 24h (10-11 julio), un reto de resistencia por equipos en el circuito de Montmeló.

Pero es importante tener en cuenta que una marcha cicloturista es, como hemos dicho, un desafío de resistencia, que pondrá a prueba los límites, especialmente de los ciclistas noveles. Es por ello que hemos preparado este decálogo de pautas a seguir no sólo para completar el reto, sino para hacer de esta primera marcha una experiencia inolvidable que te motive a repetir lo antes posible.

  1. No estrenes material

Es el gran ‘mantra’ que todo ciclista experimentado conoce pero que no todos los cicloturistas cumplen. Un culotte inapropiado, un casco de talla incorrecta o unas zapatillas nuevas pueden arruinarte una marcha y todo el esfuerzo y la ilusión depositados en esta prueba. El día de la marcha utiliza únicamente equipamiento que hayas probado en tus sesiones de entrenamiento y que tengas certeza de que se adapta a tu fisionomía.

Este consejo es extensible también a los componentes de la bicicleta, una marcha cicloturista no es el escenario para estrenar bicicleta o un desarrollo nuevo, ni tampoco accesorios como el sillín o las cubiertas.

  1. No ingieras barritas o geles que no conozcas

Es una extensión del punto anterior. Dedica tus sesiones de entrenamientos de larga distancia a comprobar qué productos de nutrición y suplementación te sientan bien, te gustan y respetan tu cuerpo, especialmente el estómago. El día de la marcha es el gran día y no es momento para probaturas. Desayuna lo que sueles tomar a diario y recuerda, el atracón de pasta la noche anterior no funciona, de hecho, puede ser contraproducente.

no probar alimentos que no conozcas en una marcha cicloturista

Los geles y barritas pueden contener trazas de alimentos o productos procesados que tu estómago no digiera bien. Si tu cuerpo se dedica a trabajar en una digestión complicada, se olvida de tus piernas y el rendimiento cae en picado.

  1. Sé autosuficiente

Recuerda que una marcha cicloturista es una prueba no competitiva (lo repetiremos más veces en este artículo). El desafío es completar el recorrido y, en todo caso, competir contra ti mismo. Esto quiere decir que no eres un ‘pro’ ni cuentas con un equipo World Tour a tus espaldas. En una marcha cicloturista puede haber miles de participantes y la organización no puede abastecer las necesidades mecánicas de todos. Por tanto, lleva contigo el material necesario para solventar las averías más comunes, comenzando por supuesto por tu set de cámara de repuesto, bomba, desmontables y parches. Una multiherramienta es imprescindible, como también lo es un tronchacadenas.

revisa el estado de las ruedas
No olvides que estas citas son un punto de encuentro entre ciclistas aficionados, por lo que, si otro participante necesita ayuda, no dudes en echar una mano o al menos preguntar. Dejemos las carreras a los profesionales.
  1. El desnivel es tan importante como la distancia (o más)

Es muy habitual medir la dificultad de las marchas por su distancia y realizar entrenamientos en base a esta longitud. Pero muchos ciclistas olvidan que la verdadera ‘clave’ de una cicloturista, lo que determina su dificultad, es el desnivel positivo acumulado. Adapta tus entrenamientos y tu ritmo en la prueba al desnivel que debas superar, puesto que la acumulación de puertos puede hacer mella en el cuerpo y, sin el control adecuado, el riesgo de sufrir la temida pájara se multiplica.

  1. No dejes la revisión de la bici para el último día

Este es otro clásico entre los ciclistas principiantes en una cicloturista. Una marcha es un reto suficientemente duro como para tomártelo en serio. Dejar para el último día o incluso no revisar la bici los días previos puede darte sorpresas desagradables. Una imagen muy habitual en una marcha son los ciclistas a los márgenes de la carretera con la rueda pinchada en el primer puerto, síntoma de un juego de neumáticos en mal estado.

Revisa el estado de la cadena antes de una marcha cicloturista

Revisa el ajuste de la transmisión, lubrica la cadena, comprueba el apriete de los tornillos, el estado de la cinta del manillar, el roce de los frenos, el estado de las cubiertas… Y hazlo con tiempo suficiente como para poder reaccionar y solucionarlo antes de la gran cita.

  1. Llega con tiempo de sobra

Las marchas cicloturistas, especialmente en verano, suelen tener una hora de inicio muy temprana. No importa, ya dormirás cuando acabes, preséntate en la parrilla de salida con la mayor antelación posible. Todo ciclista que haya participado en una marcha sabe que el día de la prueba hay muchas cosas que hacer antes de ponerse a dar pedales.

Colocar el dorsal en el maillot y ajustar el secundario en la bici es una tarea que lleva más tiempo del que piensas y que requiere de algo de material (tijeras, imperdibles, etc.). Por tanto, intenta dejar la noche anterior todo el material que sea posible ya preparado, incluyendo la ropa que te vayas a poner. Ahí no acaba la tarea. Salvo que vivas en la misma localidad de la salida, el día de carrera necesitarás cargar la bici en el coche, desplazarte y buscar aparcamiento. Quizá recoger el dorsal, organizar los bolsillos con la carga que llevarás en el maillot… Una larga lista de tareas que, insistimos, es mejor no hacer con prisa. Los nervios pueden jugarte una mala pasada y además corres el riesgo de olvidar coger algo imprescindible.

  1. Revisa la meteorología

Esto es una extensión del tercer punto. Revisa con la mayor precisión posible la temperatura y el clima que tendrás durante la prueba, y nos referimos a todo el recorrido, no solo al lugar de la salida. El objetivo es tener la información suficiente para adaptar la ropa (y otro material como la cubierta del casco o las gafas de sol) para las condiciones a las que te vas a enfrentar.

Revisa el clima que tendrás en la marcha cicloturista

Ante la duda, lo habitual es escoger la ropa que más abrigue o proteja, para quitarte capas si no las necesitas, pero ojo, tan duro es una marcha cicloturista pasada por agua o frío sin material adecuado, como sufrirla con demasiado abrigo ante temperaturas altas. La pérdida de líquidos es mayor y aumenta el riesgo de deshidratación.

  1. Gestiona tu ritmo, haz ‘tu carrera’

Hay una máxima fundamental que debes tener presente en todo momento, una marcha cicloturista se hace mejor en grupo. Si te integras dentro de una grupeta el esfuerzo acumulado será menor y estará más repartido que si te enfrentas a un recorrido largo y exigente en solitario. Pero ojo, corres el riesgo de integrarte en un grupo con un ritmo superior al tuyo, y esto es peligroso, puesto que la adrenalina de ver tu dorsal al frente y rodar a rueda de ciclistas en mejor estado de forma puede hacerte olvidar que estás llegando a tu límite antes de tiempo.

Intenta rodar en grupo en una marcha cicloturista

Quizá aún no lo sepas, pero muchos cicloturistas interpretan estas marchas como una carrera propia de profesionales, y esa es una guerra en la que no te interesa meterte. No entres en esos juegos y gestiona tu ritmo en todo momento, regulando fuerzas y teniendo presente el desnivel que tienes por delante. Pegarte en el tubo horizontal una gráfica con los puertos de la marcha es una idea habitual muy útil.

  1. Regula la alimentación y cuidado con los kilómetros finales

En el punto anterior hablábamos del riesgo de pasarte de ritmo. En una marcha cicloturista vas más rápido que en tus entrenamientos. Además de la posibilidad de rodar en grandes grupos, todo el ambiente que te va a rodear antes de la salida hará que una parte de ti se sienta como en el Tour de Francia. Te vas a sentir muy fuerte y querrás mantener este ritmo y permanecer en el grupo ‘bueno’ lo máximo posible. ¿Cuál es el problema? Hay un alto riesgo de que olvides comer o beber y puede que, cuando te quieras dar cuenta, ya sea demasiado tarde.

Ten cuidado con los últimos kilómetros en una marcha cicloturista

La norma habitual es ingerir algo de sólido al menos una vez cada hora y recurrir a pequeños sorbos de líquido cada 10 minutos aproximadamente. Ya sabes que es recomendable contar con un bidón de agua y otro de bebida isotónica y no olvides una norma fundamental: bebe antes de tener sed.

Por cierto, en tu planificación de la marcha, ten mucho cuidado con los kilómetros finales. Es muy común ‘bajar la guardia’ una vez has superado el último puerto y pensar que ya está todo el trabajo hecho. Craso error, en muchas marchas los kilómetros finales, presuntamente llanos, suelen ser un sube-baja rompe piernas, y lo habitual es que los grandes grupos se hayan dispersado y muchos ciclistas corran en solitario. Si a todo este cocktail le añades viento en contra… Este último tramo puede convertirse en un infierno.

  1. Lo más importante, ¡disfruta!

Toda marcha cicloturista es, en cierto modo, una fiesta del ciclismo amateur y un punto de encuentro entre apasionados al ciclismo de ruta. Anteriormente hemos comentado que hay quienes prefieren acudir a estas pruebas con una mentalidad competitiva, pero si es tu primera marcha lo mejor es concebirla como una oportunidad para retarte a ti mismo y divertirte con los demás.

Disfruta de la marcha cicloturista

Aprovéchate de todos los servicios que la prueba te ofrece, desde los avituallamientos hasta la posibilidad de darte una ducha o un masaje al término. Disfruta de los paisajes de tu entorno y sé solidario con los demás. Verás que el sufrimiento compartido de un exigente puerto o un tramo a relevos dejará una huella imborrable en tu memoria que te hará querer repetir y buscar pronto un nuevo desafío. ¡Ánimo!

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario