Tour de Francia (12ª): Bora trabaja y Hirschi remata

A la tercera fue la vencida para Marc Hirschi: 2º en Niza superado por Alaphilippe y 3º en Laruns por detrás de Pogacar y Roglic, el prometedor suizo de 22 años se quitó la espina en la etapa más larga del Tour con 218 kilómetros. Como en los Pirineos, con una cabalgada en solitario hasta que le cogieron los favoritos, a las puertas del Macizo Central se fue solo en el corto y empinado Suc au May, marcado con una cruz por los cazadores de etapas, ninguno como Hirschi, que protagonizó una contrarreloj de 28km sin mirar atrás.

«Dudaba y tenía en mente que ya había estado cerca y se me había escapado. No me creí que la victoria era mía hasta el último kilómetro», reconoció el campeón del mundo sub-23 en Innsbruck, allí donde Valverde y Evenepoel. El arcoíris era su gran triunfo hasta hoy. Parte del éxito es gracias a Soren Kragh Andersen y Tiesj Benoot, que cuando ya agonizaba la fuga lanzaron un ataque a dúo para esperar por delante. Y a la llegada de su compañero se vaciaron por él. ¿Quién dijo que el ciclismo no es un deporte de equipo?

El Sunweb de Hirschi llevaba días trabajando en pos de la victoria, tanto en las llegadas masivas como en las escapadas, pero en el Tour no basta con merecerlo. Méritos también ha hecho el insistente BORA-hansgrohe, aliado sin quererlo del helvético. Peter Sagan no consiguió burlar la vigilancia de los Deceuninck-Quick Step antes del esprint bonificado y sus gregarios tiraron todo el día del pelotón. En el momento de la verdad no respondió el eslovaco, que en su lucha por el maillot verde le recortó dos puntos a Sam Bennett, último de la etapa.

Max Schachmann era la carta ganadora del bloque alemán. En la pelea por la victoria de etapa también estaba Marc Soler, no hace mucho la promesa del ciclismo español para las grandes vueltas y que a los 26 años parece un veterano entre tanto niño prodigio. El catalán dio buenas sensaciones, aceleró dos veces para irse solo, pero cuando atacó Hirschi se abrió a un lado: “Pensábamos que podríamos cogerlo a relevos, y la verdad es que me he vaciado, pero ha vuelto a demostrar que está realmente fuerte”, se sinceró.

Nadie pudo con la locomotora suiza, un apodo que bien podría tomar prestado de su ídolo de niñez, Fabian Cancellara. “Vivo muy cerca de él (los dos son de Berna) y cuando empecé a andar en bicicleta estaba en sus mejores años”, reconocía con admiración. “Tiene el potencial de Kylian Mbappé”, le correspondió el exciclista, hoy su agente y confidente. “El talento también se expresa por su interés y sed de conocimiento”. Debutante en el Tour, recoge el testigo y es el primer helvético en ganar una etapa del Tour desde 2012, precisamente Cancellara.

Sin diferencias entre los favoritos, pero con mucha velocidad y desgaste, Roglic sigue líder en la víspera del Puy Mary, techo del Macizo Central, al que se llega por el corto y exigente Paso de Peyrol (5.4km al 8.1%) después superar el Neronne (3.8km al 9.1%) y un total de 4400m de desnivel positivo. “No fue un día de descanso, pero viene bien como calentamiento antes de la montaña”, avisa el esloveno. El campeón Bernal, a solo 21 segundos, anuncia batalla: “No hemos parado y se notará en los próximos días. Mañana se marcarán diferencias”.

1ª: Kristoff / 2ª: Alaphilippe / 3ª: Ewan / 4ª: Roglic / 5ª: Van Aert / 6ª: Lutsenko / 7ª: Van Aert / 8ª: Peters / 9ª: Pogacar / 10ª: Bennett / 11ª: Ewan / Clasificaciones

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.