Tour de Francia (13ª): Roglic, jefe de los arvernos

Resulta que Primoz Roglic es el hombre más fuerte del Tour y no era una simple impresión. El exsaltador de esquí dio un golpe encima de la mesa en la etapa de los volcanes de la Auvernia, allí donde hace dos milenios Vercingetórix unió a la mayoría de tribus galas para frenar el avance del Imperio Romano. El líder de los arvernos está considerado como el primer héroe nacional en Francia. Roglic es un ídolo en su país y el jefe del pelotón.

El esloveno ha encontrado el perfecto aliado en su compatriota Tadej Pogacar, que ya lo fue en la última Vuelta camino del podio –acabaron primero y tercero–, pero esto es el Tour y con el maillot amarillo de por medio no hay pactos que valgan. “No sé qué puede pasar en los Alpes, pero voy a seguir luchando”, avisa el valiente debutante, que ya es el mejor joven y el segundo en la general, a 44 segundos de Roglic. ¿Amigos? Por ahora.

La jornada con más desnivel positivo del Tour (4400m) se decidió en las terribles rampas finales del Paso de Peyrol, algo más de dos kilómetros con pendientes entre el 10% y el 15%. Aceleraron los eslovenos y los demás se retorcieron. Landa, Porte y López solo perdieron un puñado de segundos. Sufrió Egan Bernal y se hundieron Martin, que empezó el día tercero y terminó fuera del top 10, y Bardet, que se fue al suelo, acabó la etapa con una conmoción cerebral y mañana no tomará la salida. Hinault seguirá siendo el último campeón francés un año más.

Tampoco fue el día para los galos de la escapada: Alaphilippe –con su escudero Cavagna–, Barguil, Rolland o Madouas. Los cuatro tenían buenas cartas, pero no las jugaron bien o las de otros eran mejores. En la fuga había escaladores y cazaetapas de primera y un equipo con superioridad numérica: el EF Pro Cycling, que filtró al indoamericano Powless, al británico Carthy y al colombiano Daniel Felipe Martínez, ganador del Dauphiné y que venía al Tour de tapado, pero que se cayó dos veces en Niza y pronto se olvidó de la general.

En el grupo no faltaban dos BORA ni el pertinaz Soler, entre otros. Con piernas, pero demasiado generoso, el español estuvo cerca por segundo día consecutivo. A Hirschi le hizo falta una tercera. Los alemanes fueron los más listos: Schachmann exprimió a Powless hasta que lo dejó tirado y Kämna marcó a Martínez, pero el de Soacha era el más fuerte. Llegó hasta la cabeza y, en inferioridad, se las ingenió para lograr la victoria de su vida.

El Tour de Francia es el Tour de Eslovenia. O el de Colombia. Eso dice la general: los dos primeros son Roglic y Pogacar, seguidos por Bernal (3º), Urán (4º), Quintana (5º) y López (6º). En el nuevo ciclismo las naciones históricas van a rueda: el primer español es Landa (8º) y la bandera francesa la lleva Martin (11º), peor están los italianos (Caruso, 16º), los neerlandeses (Dumoulin, 14º) o los belgas (Van Aert, 36º), que esperan a Evenepoel.

1ª: Kristoff / 2ª: Alaphilippe / 3ª: Ewan / 4ª: Roglic / 5ª: Van Aert / 6ª: Lutsenko / 7ª: Van Aert / 8ª: Peters / 9ª: Pogacar / 10ª: Bennett / 11ª: Ewan / 12ª: Hirschi / Clasificaciones

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.