Vuelta a España (14ª): Wellens, el que avisa no es traidor

«Están locos estos romanos», que decía Obelix. No lo estaban tanto si decidieron ampliar sus dominios hasta Galicia. Las minas de oro, que agotaron hasta la última pepita, el vino, que se bebieron por todo el Imperio, y las aguas de propiedades curativas motivaron la romanización. Y su legado sigue presente en dos ciudades milenarias, Lugo y Ourense, principio y final de la segunda etapa gallega de la Vuelta, una jornada larga y que se resolvió con una escapada de elegidos. Y entre ellos, el mejor fue Tim Wellens.

“Creo que hoy, mañana y pasado son etapas para que llegue la fuga. Y el final me va perfecto. Es del mismo tipo que la 5ª donde ya gané”, avisó el belga en la salida, junto a la muralla romana de Lugo. Y el que avisa no es traidor. Vencedor en el repecho de Sabiñánigo la primera semana, repitió triunfo en la subida hacia el Seminario de Ourense, una trampa de un kilómetro con varias curvas cerradas, la última justo antes de la línea de meta. Wellens escogió la trazada buena, por el interior, y salió ganador.

No pudieron con él Woods, que le discutió por el exterior, Stybar, clasicómano con pedigrí que lo intentó bajando, Van Baarle, gregario top de Carapaz y antaño otro buen cazador, ni Soler, incombustible pero sin esa chispa para esfuerzos cortos. Los cuatro y Wellens, todos ellos ganadores de etapa, formaron el corte bueno junto al más joven de la Vuelta, Thymen Arensman, 20 años y debutante sin complejos, y el francés Pierre-Luc Périchon, sospechoso habitual en las escapadas del Tour que no llevan a ninguna parte.

Wellens ganó en Ourense, ciudad no solo marcada por su origen romano, si no por su importancia durante la Edad Media y, sobre todo, por su situación a orillas del río Miño y por las Burgas, sus famosas pozas de aguas termales. Ciudad confinada desde hace varias semanas, salió a la calle para recibir a la Vuelta de la burbuja anticoronavirus tras conocer que las restricciones se amplían un mes más.

Galicia despide mañana a la Vuelta con la etapa 15 de 18, la más larga del recorrido: 236 kilómetros desde Mos, el pueblo de Óscar Pereiro, ganador sorpresa del Tour 2006 y sin foto en los Campos Elíseos, hasta Puebla de Sanabria, ya en Zamora, después de cinco puertos de 3ª categoría y otras tantas subidas sin categorizar, la antepenúltima oportunidad de Carthy y Carapaz para atacar al líder Roglic.

1ª: Roglic / 2ª: Soler / 3ª: Dan Martin / 4ª: Bennett / 5ª: Wellens / 6ª: Ion Izagirre / 7ª: Woods / 8ª: Roglic / 9ª: Ackermann / 10ª: Roglic / 11ª: Gaudu / 12ª: Carthy / 13ª: Roglic / Clasificaciones / Recorrido

Foto: Photogomez Sport

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.