2002 fue el año de la puesta en escena de la primera Epic, una bicicleta con la que Specialized quiso avanzarse a su tiempo y vaya si lo hizo. La muestra es que 15 años después, esta bici “inteligente” continúa fiel a su concepto original y, lo más meritorio, sigue siendo una auténtica referencia.

Texto: Miguel Ángel Sáez
Fotos: Álex Quesada/Specialized/Miguel Ángel Sáez

Corría el verano de 2002 cuando a Solo Bici llegó la bici que podéis ver en la foto que encabeza esta página. Se trataba de la primera Epic. Una bici de XC en la que Specialized ofrecía una tecnología inédita por aquel entonces en el MTB; una válvula de inercia que se encargaba de mantener la suspensión firme y que solo se abría
(permitía el paso del aceite) al recibir un impacto o vibración. El sistema poseía un ajuste que permitía decidir la magnitud del impacto suficiente para activar la suspensión (umbral de activación), así el usuario podía configurar una bici más firme o más sensible. Había nacido la Epic y su sistema Brain, un binomio que actuaba de manera “inteligente” adaptándose al terreno.

Después de 15 años, tanto la bici como el amortiguador han evolucionado enormemente, aunque siempre manteniéndose fieles a la idea original de suspensión que trabaja solo cuando es necesario. La bici ha ido adaptándose a los nuevos tiempos con cambios de material, geometrías e incluso cambios en la medida de las ruedas, mientras que la tecnología Brain ha mejorado su evolución para conseguir, cada vez más, un funcionamiento más preciso y efectivo. El resultado no podía ser mejor, la Epic y su sistema Brain no solo ha sido una de las bicis más vendidas en la historia de Specialized, sino también una de las más laureadas en la alta competición a manos de sus pilotos oficiales.

Una historia de éxito
En estas páginas hemos querido repasar algunos momentos importantes en la historia y evolución de esta bici. Sin ir más lejos, es justo recordar que la Epic fue la primera doble suspensión en ganar un Campeonato del Mundo de XC pilotada por aquel entonces por Filip Meirhaeghe, en Lugano, en el año 2003. Técnicamente, en esos años la bici fue evolucionando hacia un cuadro más ligero y un sistema Brain que actuase con mayor inmediatez a la hora de activarse o desactivarse. Pero no fue hasta 2006, cuando llegó el primer gran cambio de la Epic; aparece su primera versión con cuadro de carbono. Una bici con triángulo delantero en carbono FACT
Az-1 que causó sensación, aunque no fue la Epic en carbono de 2009, con suspensiones Specialized incluídas, la que llevó a ser Campeón del Mundo a Christoph Sauser en 2008.

Los últimos tiempos
A partir de ese momento y en paralelo a la fulgurante evolución tecnológica de esos años, la Epic optimiza su sistema Brain incorporando algunas mejoras, como es el sistema de autosag, que permite un mejor ajuste de la presión atendiendo a nuestro peso. Pero si hay un punto crítico en la evolución de la Epic, este es la incorporación de las ruedas de 29’’, una novedad que vio la luz en 2011 y se incorporó en la versión de catálogo de 2012. Esta fue quizás la mejora más importante que recordamos en la historia de la Epic.

Specialized consiguió sentar cátedra en interpretando mejor que nadie cómo adaptar una bici a la nueva medida de ruedas. La Epic fue el ejemplo de todo ello, con un nuevo cuadro que encerraba una geometría adaptada a la perfección para sacar el máximo partido a las ruedas grandes y reducir en la medida de lo posible sus hipotéticas desventajas. Más adelante, en 2014, la bici desdobló sus geometrías en una más agresiva, denominada World Cup, y otra algo más relajada, algo que, sin embargo, ya no ocurre, para orientar esta bici exclusivamente al XC más racing. La historia en competición de los últimos años lo corrobora; en los últimos cinco años, la Epic se ha proclamado campeona olímpica y del mundo en XC y XCM. Para el usuario, esta última versión de 2018 se presenta como una de las mejores opciones para quien busque una bici de muy alto rendimiento y que ahorre pensar en las suspensiones durante la marcha.

Era un rumor a voces que la Epic iba a ser renovada en este año 2017, y lo cierto es que las hipótesis, por esta vez, no han fallado. Pasamos recientemente unos días con el staff de Specialized en el bike park de Mountain Creek, en pleno estado de New Jersey, para tener una primera toma de contacto con una Epic totalmente renovada, una bici que para 2018 incorpora importantes cambios. En términos generales, la bici es ahora bastante más ligera, posee un amortiguador más sensible y efectivo y una geometría, mejor si cabe, que la de su anterior versión.

Adiós al FSR
Uno de los aspectos que más llama la atención de la nueva Epic es que Specialized ha decidido rediseñar el basculante de la bici con la reducción de peso como uno de los principales objetivos y, para ello, ha decidido eliminar el punto de giro ubicado cerca y por delante del eje de la rueda trasera que daba vida al famoso sistema original de la marca, FSR. Con esta medida, el basculante de esta Epic pesa 150 g menos que el de la anterior versión, aunque, sobre el papel, hace que la suspensión sea algo menos sensible.

Nuevo Brain
Además de optimizar el paso de fluido en su interior y, por tanto, suavizar el tacto de la suspensión trasera cuando la llevamos abierta, el nuevo Brain ha cambiado su ubicación. Ahora está situado justo por detrás del eje de la rueda trasera. Esto hace que al estar la válvula de inercia más cerca del lugar más lanzado, 69,5°, y un comportamiento más sensible del Brain en posición abierta, gracias a la optimización de su hidráulico, la nueva Epic ofrece sensaciones de confianza y control en los descensos superiores a las que corresponden a bicis de su categoría.

Esto supone a nuestro juicio ir un paso más allá respecto a otras bicis de su categoría en lo que a geometría se refiere. Una bici rápida y efectiva subiendo y que al mismo tiempo tiene unas dotes sobresalientes en los descensos. Su disponibilidad está anunciada para septiembre de este mismo año. en el que se reciben las vibraciones (eje de la rueda trasera), la respuesta de la suspensión sea más inmediata por un lado y su tacto más sensible por otro. De esta manera también se compensa la teórica menor sensibilidad de este nuevo basculante sin FSR, como hemos comentado antes.

Ligereza
Otro de los aspectos claves en esta nueva versión de la Epic es la importante cura de adelgazamiento que ha experimentado el cuadro. En cifras, el S-Works pesa ahora 356 g menos que el que conocíamos hasta ahora, mientras que el cuadro de las versiones Expert y Comp pesan nada menos que 525 g. Esta diferencia se debe a que los Expert y Comp ahora pasan a tener también el basculante de carbono, algo que, sin embargo, ya sucedía en la versión S-Works. Con estos pesos, se auguran cifras que ronden los 9,5 kg para la bici completa en versión S-Works y talla M, un registro nada despreciable y que acerca esta EPic a los modelos de XC más ligeros, de serie, del mercado.

Geometría optimizada
Parecía que este aspecto era el más complicado de mejorar, pero a tenor de nuestras sensaciones en la toma de contacto que tuvimos con la bici en la presentación oficial, creemos que Specialized ha vuelto a conseguir una bici extraordinaria en este sentido. Si bien la versión anterior de la Epic poseía una de las geometrías más efectivas para XC y con mejor comportamiento en cualquier circunstancia, esta nueva entrega ha ido un paso más allá. Las vainas han sido acortadas otros 5 mm para dejarlas en unos excelentes 438 mm, que le permiten, junto con la firmeza del Brain, que sigue ajustándose mediante cuatro posiciones, una reactividad sobresaliente.

Por otra parte, con un mayor offset hacia delante de la horquilla, ahora de 42 mm; un ángulo de dirección algo más lanzado, 69,5°, y un comportamiento más sensible del Brain en posición abierta, gracias a la optimización de su hidráulico, la nueva Epic ofrece sensaciones de confianza y control en los descensos superiores a las que corresponden a bicis de su categoría.

Esto supone a nuestro juicio ir un paso más allá respecto a otras bicis de su categoría en lo que a geometría se refiere. Una bici rápida y efectiva subiendo y que al mismo tiempo tiene unas dotes sobresalientes en los descensos. Su disponibilidad está anunciada para septiembre de este mismo año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.