Vuelta a España (3ª): Martin en la Laguna Verde

No es un error: la Laguna Negra ya no es negra, sino verde. El proceso de eutrofización, provocado por el cambio climático y el aumento de la temperatura del agua, ha transformado su color original en los últimos años. También de verde, con el maillot prestado de los puntos, Daniel Martin se impuso en una cima inédita para la Vuelta por delante de Primoz Roglic, que sigue líder.

El irlandés de 34 años es un clásico de los finales empinados. Ganador de una Lieja, Lombardía y dos etapas del Tour, no levantaba los brazos desde 2018, cuando venció en el Muro de Bretaña. Después de 833 días pareció que se le había olvidado cómo celebrarlo. Cruzó la línea de meta, miro a un lado y luego al otro, sorprendido. Minutos después rompió a llorar en la rueda de prensa.

En la Laguna Negra volvieron a estar delante los mismos nombres que en Arrate y San Miguel de Aralar: Roglic y Richard Carapaz, los dos grandes favoritos por el momento, Enric Mas y Hugh Carthy, que cedieron nueve segundos en un final quizá demasiado explosivo para él, y el citado Martin. Mostraron síntomas de recuperación Wout Poels y Aleksandr Vlasov, aunque ya pierden mucho tiempo en la general. Faltaba Esteban Chaves, que pinchó al inicio de la subida y cedió un minuto y cuatro posiciones.

Volvió a intentarlo varias veces Sepp Kuss, el súper gregario de Roglic. Parece que sube silbando y se está ganando liderar al equipo en una grande. No será en esta Vuelta. La etapa dejó otros detalles interesantes: la evidencia de que Chris Froome, todo voluntad con un relevo estéril, no está para muchos trotes o la irrupción de Clément Champoussin, joven francés de 21 años que debuta en una carrera de tres semanas, aguantó con los mejores y se permitió el lujo de atacar en el último kilómetro.

La etapa pasó a un segundo plano cuando la organización anunció que el domingo no se subirá el Tourmalet por las restricciones del gobierno francés, que ha decretado el estado de emergencia sanitaria ante el aumento de positivos en coronavirus. La sexta etapa mantendrá el punto de salida en Biescas, pero no pasará la frontera a Francia y cambia la totalidad de su recorrido.

De 146,4 kilómetros, el nuevo trazado incluye las subidas de Petralba (3ª), Cotefablo (2ª) y el final en la estación de esquí Aramón Formigal (14,5km al 4,6% de pendiente media), que ha acogido la llegada de la Vuelta en cinco ocasiones, la más sonada hace solo cuatro años, con un ataque de Alberto Contador y Nairo Quintana que alejó a Froome de la Roja y sentenció la carrera en favor del colombiano.

1ª: Roglic / 2ª: Soler / Clasificaciones / Recorrido

Foto: Photogomez Sport

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.