Más allá de disfrutar sufriendo encima de una bici, disfrutamos de poder compartir ese momento con nuestra grupeta de amigos.

Nos pasamos la semana pensando en la salida del fin de semana, y en la salida del fin de semana, en el momento de después. Ese momento en el que todos nos relajamos y comentamos cómo ha ido la salida.

Por tradición, para muchos la cerveza es la gran recompensa final. El premio. Esta refrescante bebida y el ciclismo han tenido mucha relación desde hace años.

Algunas grandes clásicas de ciclismo recorren paraísos cerveceros y sus mayores sponsors son marcas de cerveza. Al igual que el café, son numerosas las marcas que han consolidado alrededor del ciclismo, y que se han ido profesionalizando.

Personalmente no soy muy amante ni de la cerveza, ni del café (sí, lo sé, estoy muy out), pero me fascina cómo algunas marcas han sabido posicionarse y ofrecer un valor añadido diferente.

Aunque si realmente eres un fanático de la cerveza, te recomiendo está opción, safety first: para pedalear, mejor el agua; y la cerveza, para después! 🙂

Tronzadora

La Tronzadora es una cerveza producida por el joven equipo que forma la Rondadora, en la mítica zona para hacer enduro de Aínsa.

Tienen la especial peculiaridad de que una parte de sus beneficios van a colaborar con el mantenimiento y recuperación de caminos de la zona, la Zona Zero.

Una iniciativa que me parece brutal y que muchas marcas locales deberían seguir más, ya que muchas veces sus ayuntamientos no tienen dinero para este tipo de iniciativas y no se dan cuenta del retorno que pueden llegar a tener. Y si no, que se lo pregunten al Ayuntamiento de Aínsa.

Oskar Blues Brewery

Ya sabéis que en EE.UU., cuando se ponen a hacer algo, lo hacen a lo grande. Para los que no lo sepáis, hay muchas microbreweries donde puedes ir a comer y probar sus cervezas.

La marca Oskar Blues tiene varias sedes en el país. Su sede en Colorado, frecuentado y regentado por amantes del mountain bike, acabó creando una marca de bicicletas REEB. No hay que ser muy listo para saber de dónde salió el nombre.

Fat Tire

Otra cerveza americana pero con raíces en Bélgica. El fundador de esta cerveza estuvo dos años por las tierras donde se corre el Tour de Flanders aprendiendo en las viejas cervecerías y desplazándose durante ese tiempo con una bicicleta que da la imagen a la cerveza y a la marca

Bicycle Beer

Desde la cuna del coolnes del ciclismo nos llega Bicycle Beer, producida por Temple Brewing en el sur de Australia.

Llamada así porque es fresca con toques cítricos y suficientemente suave como para que luego puedas subirte a la bici de nuevo. O al menos así nos lo dicen en su etiqueta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This