5 motivos para participar en las Non Stop Madrid - Lisboa

Hablar de la Non Stop Madrid – Tajo Internacional – Lisboa es hablar de aventura en estado puro. Una experiencia que pone a prueba la fuerza física y mental de sus participantes, que quedarán marcados por todo lo que rodea un reto como al que se enfrentan.

Pero si todavía tienes dudas del sinfín de emociones que podrás experimentar con esta prueba, te damos cinco motivos más por los que no deberías perderte la Non Stop Madrid-Lisboa.

El recorrido

770 km a través de la Península Ibérica dan mucho de sí. Y si le añadimos un circuito por caminos y senderos forestales desde la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo hasta el municipio portugués de Alenquer, siempre nos dejaremos algo que contar por el camino. Un itinerario que transcurre por zonas de tanta belleza como la Sierra de Gredos o el Valle del Jerte, en una ruta que sigue el cauce del Río Tajo hasta su entrada al país de los fados. Un auténtico privilegio del que los participantes podrán disfrutar a través de municipios y paisajes que son joyas prácticamente desconocidas de las Comunidades Autónomas de Madrid, Castilla y León y Extremadura, para terminar, finalmente, adentrándose en territorio portugués.

La noche, el privilegio de algunos pocos

Sin lugar a duda, uno de los momentos más mágicos que puede ofrecernos la Non Stop es la posibilidad de pedalear de noche. Un auténtico lujo que nos activa los cinco sentidos y nos permite conectar con nuestro yo interior. Un momento único, solo para nosotros, para pensar, sentir y gozar de todo lo que la madre naturaleza nos ha brindado. Igualmente, las primeras luces del día tras una noche pedaleando se convertirán en el mejor obsequio posible para remediar el cansancio.

El compañerismo entre los participantes

La Non Stop es una prueba que va mucho más allá de la mera competitividad. Los ciclistas encontrarán, a lo largo de los 770km, compañeros en el camino y no rivales en ruta. Han sido muchos los participantes que no han dudado ni un instante en detener su travesía para socorrer a otro ciclista que no conocían, ya sea para ayudarle a solucionar un problema mecánico o, simplemente, para compartir penurias en el camino y paisajes inesperados. En la meta final, todos tendrán medalla y volverán a sus hogares con algo más importante que una posición en el orden de llegada, porque habrán ganado nuevos compañeros.

Las Estaciones de Hidratación, 9 puntos festivos

A lo largo del recorrido, los 9 municipios que acogen los puntos de avituallamiento líquido y sólido se convierten en auténticos puntos de animación ciudadana. Sin lugar a dudas, uno de los principales apoyos para los participantes tras horas pedaleando. Cada uno de los 9 municipios que acogen las Estaciones de Hidratación, se vuelcan con la prueba sintiéndola como suya. Su principal objetivo es que los participantes sientan el apoyo necesario para retomar fuerzas, realizar los relevos y seguir en ruta. Un gran ambiente que congrega a miles de ciudadanos y que se transmite a los ciclistas, en un ambiente de participación alegre y popular, convirtiendo el convoy de la prueba en una gran fiesta ciudadana.

Conocerse a uno mismo

Este es el último de los motivos que te damos para afrontar la Non Stop, al ser una prueba que no está al alcance de todos. Requiere una buena preparación física, pero también mental. Hay muchos momentos en los que los ciclistas pedalearán sin compañía, se encontrarán con averías, terrenos dificultosos o deberán moverse con la única luz de su frontal. Superar todas estas adversidades servirá para que cada uno de ellos sea consciente de la gesta conseguida cuando lleguen a la meta y darse cuenta que el esfuerzo ha valido la pena.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.