Merida es una marca de referencia en XC y maratón que ahora también quiere serlo en el enduro. La One-Sixty que probamos este mes es un claro ejemplo: la máxima tecnología de la marca taiwanesa aplicada a un cuadro completamente rediseñado idéntico al que, en manos de Toni Ferreiro, destroza los tiempos de sus rivales en el Campeonato de España de Enduro

Texto: Rubén Pérez
Fotos: Jesús Andrés Fernández

Merida ha renovado por completo su modelo de más largo recorrido de su catálogo aportando toda su experiencia en cuanto a fabricación de cuadros y adaptándose a los nuevos estándares cinemáticos y de geometría.

Estas son sus cinco principales bazas para posicionarse como una de las mejores bicis de enduro de su categorÍa:

1.ESTRENA SISTEMA DE SUSPENSIÓN

Totalmente renovado, ya nada tiene que ver con el antiguo sistema VPK. Han decidido apostar por un nuevo sistema que sitúa el amortiguador en una posición flotante que potencia la baja contaminación del pedaleo. Además, se ha optimizado para el uso de transmisiones monoplato, presente en toda la familia de la nueva One-Sixty

2.LA GEOMETRÍA DE LA NUEVA ENDURO DE MÉRIDA TAMBIÉN SE HA REVISADO

Se ha buscado una enduro agresiva, casi una mini-DH. Una bici con ruedas de 27,5, vainas muy cortas (tan solo 430 mm para ganar en reactividad), un Reach generoso de 445 mm y un lanzamiento del ángulo de dirección de nada menos que 65,3º que se traduce en una distancia entre ejes de 1.201 en la talla M que hemos probado. Esto la convierte en una bici muy reactiva y, gracias a ese generoso reach, gana estabilidad en los tramos más rápidos

3.CUADRO EN CARBONO…

Cuadro en carbono; basculante y bieleta en aluminio. El cuadro se ha mejorado muchísimo, especialmente en el peso, que lo sitúa casi por debajo de la barrera de 1 kg (1.050 g). En clave de fiabilidad, han apostado por conjuntarlo con un basculante y bieleta de aluminio 6013, la mejor aleación de Merida, que deja el peso del conjunto en solo 2.500 gramos sin amortiguador

4.AMORTIGUADORES DEL FUTURO
Métricos y con sistema de anclaje Trunion, un sistema de anclaje del amortiguador con el cuadro que permite mayor recorrido de amortiguación, del que se benefician especialmente las tallas de cuadro más pequeñas de las bicis de mayor recorrido, como la One-Sixty. Además, esta circunstancia varía también y a la vez simplifica las medidas y las carreras de los amortiguadores que vengan en el futuro

5.MONTAJES OPTIMIZADOS
Los tres modelos que conforman la familia One-Sixty ofrecen montajes muy equilibrados, a la par que acertados: montan horquillas de 170 mm de recorrido junto a transmisiones monopolizadas por el monoplato, las tijas telescópicas, llantas y neumáticos más anchos y manillares de 35 mm.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.