Las llamas se cebaron en su día con La Serranía, comarca conocida también como Los Serranos o Alto Túria. Un emplazamiento tranquilo, variado y muy recomendable para la práctica del mountain bike. Como no podía ser de otra forma, esta noticia nos tocó la fibra. Primero por el mero incendio, con todo lo negativo que ello comporta para la fauna y flora del lugar, así como para el bolsillo de las personas, y después porque en cierta forma también nos tocaba de cerca. Desde su inicio, allá por un lejano ya 2007, mantenemos una buena relación con el Circuito Serranía, el cual, como su nombre indica, transcurre por las principales poblaciones y parajes de esta zona. Por esta razón, nada más producirse esta desgracia, nos pusimos en contacto con su organizador, Llargo Tuéjar, quien nos informó de todo lo acontecido. A partir de este instante, hablamos de la conveniencia de realizar un reportaje que acercara aún más la belleza de este lugar y que sirviera un poco para demostrar que, pese a quien pese, nadie puede con la naturaleza y que su encanto biker sigue estando intacto.

Devastador incendio

Unos 800 brigadistas y 42 aeronaves estabilizaron el incendio de Chulilla tras arrasar 5.500 hectáreas. Un pavoroso fuego que se declaró junto a la central hidroeléctrica de esta localidad. De hecho, en esta zona se registraron dos incendios. Uno en el pantano Benagéber, en el monte de la Mataparda, alto muy frecuentado por ciclistas de carretera y montaña, con una vista espectacular sobre el pantano de Benagéber, y que afectó también a una magnífica senda, la del GR-7, que conecta la zona de la presa con la aldea de Bercuta. La marcha cicloturista 7 Picos pasa por aquí, y los participantes pudieron observar la devastación. El otro incendio arrasó casi todo el término municipal de Alcublas, y dejó un panorama desolador. Se da la circunstancia de que el fuego de Tuéjar fue provocado, el de Alcublas se debió a una negligencia y, para rizar el rizo, el de Tuéjar fue obra de un reincidente que ya causó el último incendio gordo que se recuerda en Los Serranos, allá por la década de los 90. Salió de la cárcel y no se le ocurrió otra cosa que pegarle fuego al monte.

El gran incendio de Tuéjar fue provocado por el autor del último gran fuego de La Serranía, el de la década de los 90

No es una zona que haya sido víctima del paso de las llamas en excesivas ocasiones, aunque dada la sequedad del terreno, el riesgo de incendio es elevado, de ahí que hasta el circuito de rutas populares que toma el nombre de la zona esté muy mentalizado con este tema.

Serranía comprometida y solidaria
Prueba de ello es que la VI Marcha BTT Chera se aplazaba esta temporada, después de que el CD Ropé de Chera y la Generalitat Valenciana decretaran la

preemergencia por riesgo de incendios forestales en el interior de la provincia de Valencia, nivel 3. La sensibilidad con este tema es alta, y el Circuito Serranía no quiso quedarse con los brazos cruzados.

Prueba de ello es que tras los incendios de 2012 se organizaba una marcha cicloturista no competitiva benéfica para recaudar fondos. Se consiguió aportar casi 5.000 euros, que se entregaron a los alcaldes de Andilla y Alcublas, dos de los pueblos más afectados, para que los destinaran a las labores de limpieza del monte. Por fortuna, el paisaje poco a poco va dejando atrás el negro y el gris, y el verde –especialmente en la zona del Alto Túria– va dominando con paso firme el paisaje de un lugar con muchos contrastes.

Los Serranos –comarca atravesada por el río Túria, con una superficie total de poco más de 1.400 km2 repartida en 19 municipios– discurre en varios tramos encajonados por gargantas o estrechos desfiladeros, que son de un alto valor paisajístico. El corazón geográfico de la comarca es el embalse de Benagéber, una de las zonas más afectadas por los incendios, la capital tradicional es Chelva, y el municipio más poblado, Villar del Arzobispo. Entre los atributos de este amplio emplazamiento valenciano sobresalen algunas de las montañas más altas de Valencia, en las cercanías de la estación de esquí de Javalambre, y también se conservan algunas de las más importantes masas forestales de la Comunidad Valencia, especialmente en Aras de los Olmos, Titaguas, Tuéjar, Benagéber y Chelva. Estas masas forestales son un excelente protector del castigo del sol para los bikers que deciden rodar por algunas de las 16 rutas que ofrece el Centro BTT Los Serranos. No obstante, en esta latitud el calor aprieta, pero es seco, y el invierno es templado, por cuanto incluso en los meses más fríos es cien por cien recomendable convertirse en todo un serrano.

La naturaleza es sabia, y por fortuna, el 99 % del Alto Túria ya está verde

A la hora de elegir una montura podemos decantarnos por una 26” o una 29”, y tanto por una doble como por una rígida. Con la doble te podrás tirar por infinidad de sendas, y con la rígida te puedes hartar de pistas y caminos forestales en muy buen estado para apretar los dientes.

A la hora de descubrir La Serranía sobre la BTT, lo podemos hacer a la brava, bien tomando parte en alguna convocatoria del Circuito Serranía o bien pasando por el Centro BTT e informándonos. Hay rutas para todos los gustos y colores, y la página web del Centro BTT ofrece un enlace a wikiloc de cada ruta, con múltiples tracks de la zona; siendo igual de importante conocer el nivel físico y técnico que de verdad poseemos, informar de la ruta a realizar, tener la bici en buen estado, y conocer dónde se hallan las principales fuentes, cuya información se puede extraer de los diferentes clubs locales.

Seleccionamos dos de las 16 rutas

Ruta 10: Aras – Tuéjar


69 km / 1.750 metros de desnivel. Dificultad: alta

Con 69 kilómetros, es la ruta más larga del Centro BTT, y una de las cinco rutas negras, las de mayor dificultad. Une el centro de acogida de Aras de los Olmos con el punto de información de Tuéjar, desde donde parten varias rutas propias. La ida Aras-Tuéjar es bastante suave, aunque su longitud y tramos, como la Montalbana, son exigentes y técnicos. Por el contrario, el regreso Tuéjar-Aras es muy pendiente y con dificultades que harán las delicias de los bikers más preparados. Hay que destacar la gran belleza paisajística y la gran variedad de firmes, desde algún corto tramo asfaltado hasta tramos de bosque profundo con pistas muy rotas y no siempre 100 % ciclables.

Ruta 12: Alpuente – Arquela
20 km / 540 metros de desnivel. Dificultad: baja

Es una de las rutas más cortas y fáciles. Saliendo del puente de información de Alpuente nos dirigimos por pistas en buen estado, y en un largo y suave descenso hacia Arquela, desde donde se divisan sus impresionantes cañones. Se puede enlazar con el punto de información de Tuéjar y varias rutas más, por si nos vemos con fuerza y ánimos. Todo ello antes de iniciar desde el Mas de Arquelilla el pronunciado ascenso por el camino de Alpuente y de la Balsa, hasta los cultivos de Campo Abajo y los Pajares.

Son éstas sólo dos de las 16 rutas que propone el Centro BTT Los Serranos, las cuales cubren una extensión total cercana a los 500 km de itinearios marcados. Eesde el más sencillo –Aras Tour, de sólo 16 km– hasta el más complicado –el mencionado Aras-Tuéjar–, todos están perfectamente acondicionados y marcados con pilones informativos, además de con diferentes paneles.

Diez de las rutas parten directamente del punto de acogida de Aras y discurren por los términos municipales de Aras de los Olmos, La Yesa, Titaguas, Chelva, Tuéjay y Alpuente.

Rutas que acercan a un enclave natural único, delimitado por el río Túria y las estribaciones de la Sierra de Javalambre, que se pueden recorrer en bici en cualquier época, y que en varias ocasiones piden a gritos una pausa para bajarse de la bici y disfrutar de la belleza serrana que nos envuelve.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.