Hoy en día el mercado nos ofrece innumerables prendas para protegernos del frío. El chaleco es una de ellas.

De igual manera que ha sucedido en estos últimos años con las bicis, las prendas térmicas han evolucionado muchísimo.

Nuevas membranas, nueva disposición de las capas o soluciones tecnológicas desarrolladas para un mismo objetivo: proteger nuestro calor corporal para poder disfrutar de la bici en todo tipo de condiciones meteorológicas.

Recurrente y agradecida

Qué gran prenda es el chaleco. Es polivalencia pura. Sin duda, una de las más agradecidas que no puede faltar en el fondo de armario de un biker experimentado. Las razones son varias.

Para empezar, es una prenda que podemos emplear, a diferencia de la chaqueta, por ejemplo, durante gran parte del año. Muy útil en invierno para los bikers de rendimiento e imprescindible para la época de primavera y otoño para todos los bikers.

¿Que por qué es muy útil para los bikers de rendimiento en invierno? Pues por varios motivos. El primero es que extrañamente verás un pro realizando un entrenamiento de intensidad o aún menos compitiendo con una chaqueta.

A los pocos minutos empezamos a sudar en exceso y en consecuencia a deshidratarnos. El chaleco en este sentido nos aplaca el frío en la zona torácica y nos permite una capacidad de transpiración mucho mayor.

Además, debemos tener en cuenta que se trata de una prenda más ligera y que, sobre todo, podemos prescindir de ella compactándola con facilidad en marcha sin necesidad de bajarnos de la bici para guardarla en el bolsillo posterior de nuestro maillot, generalmente el central, o en la mochila sin que apenas ocupe espacio.

Polifacética

Como decíamos, es una prenda muy polivalente. Se puede dar el caso de que la llevemos a primera hora de la mañana, cuando la temperatura es baja y nosotros estamos todavía fríos; prescindir de ella en la subida, cuando ya hemos cogido calor (y antes de empezar a empapar las primeras capas, importantísimo), y volver a requerirla para los descensos más largos y rápidos, cuando la sensación térmica se multiplica.

Además, cuando el día es variable y pueden caer cuatro gotas, muchos de los nuevos maillots han sido dotados de las nuevas membranas y tecnologías heredadas de las chaquetas para protegernos de la lluvia.

No son tan eficientes como lo puede ser un chubasquero, pero sí nos salvaguardan y regulan nuestra temperatura corporal en caso de lluvia.

Endura FS260-Pro Adrenaline Race II

Es sin duda el chaleco más ligero y compactable de este informe. Se nota que está ideado para los practicantes de la bici de carretera de competición por detalles como el peso mínimo, apenas 86 g en talla M, y el tejido, transparente, diseñado ex profeso para poder ver en el interior el dorsal en carrera.

Evidentemente, no es el chaleco más cálido de este comparativo, ni el ideal para transitar por senderos estrechos de densa vegetación y zarzales.

El tejido es rugoso y algo endeble, por lo que, al sufrir un enganchón, puede dañarlo con facilidad. Es un chaleco ideal para los bikers minimalistas, que miran el peso, que buscan una prenda de notable calidad de prestaciones y que no se complican la vida por senderos poco practicables. Ideales para rodadores, vamos.

Precio: 69,99 euros
Peso: 86 g
Tallas: De la XS a la XXXXL
Colores: (2), en blanco transparente y en negro transparente
Tejidos: Tejido ExoShell20ST ligero, compacto, impermeable y transpirable

Fox Attack Fire

Con su clásica estética y estampa Fox, resulta ideal para los usuarios del trail, all mountain o enduro. Este chaleco lo situaríamos en el extremo opuesto que el Endura, por ejemplo.

Es un chaleco robusto, con un tejido fuerte para resistir los malos tratos en forma de eventuales caídas y abrasiones. Es muy cálido. El forro interior termoadherido ofrece una gran sensación de comodidad y calidez.

Posee numerosas inserciones reflectantes (también el logo lo es) para hacernos especialmente visibles con la caída de la noche.

Posee unos prácticos elásticos en la zona de la cintura para que quede bien sujeto, algo que también podrían haber incluido en la boca de los brazos, pues, por el tipo de material, tiende a realizar algunos pliegues que facilitan que se filtre el frío, aunque, por el mismo motivo, también facilitan la transpiración

Precio: 125,00 euros
Peso: 342 g en talla M
Tallas: De la S a la XXL
Colores: (3) en negro, rojo y marrón claro
Tejidos: Tejido 3L elástico con tratamiento DWR C6

Mavic Vision H20

Nos parece la prenda de este informe que mejor entiende las demandas de los ciclistas. Cada recodo y decisión de este chaleco se nota premeditada.

Posee un gran equilibrio entre confort térmico, diseño compacto y gran resistencia a la lluvia. La prenda que nos llevaríamos para las mañanas de inestabilidad meteorológica.

El fit es muy ajustado y agradable al tacto. Nos encantan detalles como el cuello dotado de un extra de tejido, más cálido, y el borde rematado con el lema “Le sang jaune” (“La sangre amarilla”).

Cuenta con una cremallera de gran funcionamiento, sellada y con una solapa en el tiro superior que la cubre. Es una prenda elegante, a la par del chaleco de Odlo o Soportful.

No le encontramos más defecto que la excusa anecdótica de que solo se comercialice en amarillo/negro Mavic.

Precio: 135,00 euros
Peso: 122 g en talla M
Tallas: De la S a la doble XL
Colores: (1) solo en amarillo-negro Mavic
Tejidos: El Dura Rain ST proporciona impermeabilidad de 10.000 mm

Odlo Fujin Light

Una prenda muy compacta, de calidad y especial protección. Valoramos positivamente la elevada calidad de esta prenda a un precio muy competitivo teniendo en cuenta la calidad que Odlo nos tiene acostumbrados en sus prendas. Esta no es una excepción en este sentido.

Se trata de una prenda que ofrece unas prestaciones parecidas a las del chaleco Endura, es decir, un chaleco que prima la transpirabilidad y el peso reducido, pero con una calidad de acabados un punto superior a la marca escocesa. Tal vez con un punto más de resistencia a las abrasiones o rasguños.

Se caracteriza por contar con un panel frontal realizado en material Logic Windproof para cortar el paso al viento y un panel de malla a la espalda para fomentar la ventilación.

No es de los chalecos que ofrezcan una mayor protección contra la lluvia; igual que el Attack Fire de FOX, cuenta con un tratamiento del tejido tratado con un acabado hidrorrepelente DWR (Durable Water Repellent) y libre de fluorocarburos, que te blinda ante lloviznas y chubascos leves, pero que se acaba empapando si la lluvia persiste y es algo más intensa.

Precio: 69,95 euros
Peso: 109 g en talla M
Tallas: De la S a la doble XL
Colores: (4) amarillo, azul, naranja y negro
Tejidos: Tejido principal 100 % de poliamida. Inserciones, 88 % poliéster y 12 % elastano

Pearl Izumi Men’s Elite Escape Barrier

Diseño ajustado, ultraplegable y liviana. Prenda ideal para llevar en el bolsillo. El chaleco Pearl Izumi es un chaleco, con los colores que luce, flúor y con detalles reflectantes, ideal para ser visto.

Ofrece una decente protección contra la lluvia, no a la altura del Mavic, por ejemplo, pero sí una mayor capacidad de transpiración especialmente generosa gracias a su panel de malla superior.

Posee un práctico y generoso bolsillo trasero dotado de cremallera (para mayor seguridad). Cuenta con un buen fit y un elástico de cintura con sujeción de silicona para mantener la chaqueta fija.

Los ribetes en el cuello van de delante hacia atrás para lograr ergonomía en la bicicleta y el cuello es bastante alto, prominente diríamos, que nos protege bastante cuando cae la temperatura.

La cremallera, de dos direcciones y tiro completo, es muy práctica, pues nos facilita poder tener acceso a los bolsillos del maillot interior de manera más desahogada al liberar la tensión de la prenda. Sin duda, un detalle inteligente a la par que práctico.

Precio: 79,95 euros
Peso: 106 g en talla M
Tallas: De la XS a la triple XL
Colores: (2) en negro y en negro-amarillo
Tejido: Merino Barrier Lite y tejido Softshell Lite, para mejor ajuste y flexibilidad con protección óptima contra el viento y el agua

Sportful Bodyfit Pro WS

La impresión que tenemos es que, juntamente con el Mavic, se trata del chaleco de este informe mejor acabado y más apreciado. El fit y ajuste es ideal.

Además, gracias al tipo de tejido, este no presenta arrugas ni dobleces, lo que funcionalmente es importante y desde el punto de vista estético se agradece.

Sportful se ha desmarcado un poco de los demás al ofrecer un chaleco con tacto de maillot. Es muy llevable y elástico. Contrasta la parte frontal, que queda muy protegida del viento gracias a la membrana Windstopper de Gore, con la posterior, mucho más delgada y transpirable.

Es curioso cómo han decidido replicar los tres bolsillos que encontraríamos en un maillot en esta prenda. Así que vamos sobrados de capacidad de almacenaje.

La zona de los hombros, la más expuesta a la lluvia, también está dotada de WS, lo que nos brinda cierto grado de protección si la intensidad de la lluvia es baja.

Precio: 119,90 euros
Peso: 147 g en talla L
Tallas: De la XS a la triple XL
Colores: (5) rojo, amarillo, negro y azul
Tejidos: Gore Windstopper 4 Way Light en la parte delantera y tejido elástico ligero en la trasera

El veredicto

Empezaremos considerando las dos prendas que más nos han convencido. Nos referimos al chaleco Vison H20 de Mavic y al Bodyfit Pro WS de Sportful (no en balde son las prendas más costosas).

El Mavic es ideal en todos los sentidos y es el que mejor nos protege de la lluvia. No posee una textura (tacto) tan confortable como el Sportful, pero sí detalles muy bien cuidados a doquier.

Elegir entre uno y otro dependerá de colores y gustos. Lo que está claro es que, a nuestro parecer, son los más completos.

Por otro lado, tenemos el chaleco Attack Fire de FOX. Un chaleco que les va a la zaga en cuanto a precio al Mavic y Sportful, pero que va destinado a un concepto de biker diferente. Es tres veces más pesado y, en consecuencia, con dos valores muy agradecidos.

El primero es que es superresistente. Ideal para trato agresivo. Y el segundo que es muy cálido gracias al tejido de triple membrana. El gran hándicap de esta prenda de FOX es que deberás utilizar mochila si quieres prescindir de él, pues compactarlo y meterlo en un bolsillo del maillot o chaqueta se nos antoja misión imposible.

Luego tenemos los tres que más se parecen en concepto y precio: el Odlo, el Pearl Izumi y el Endura. Tres chalecos de rango de precio homogéneo, tanto como sus principales virtudes: transpiración, protección media en caso de lluvia y peso muy muy reducido.

Son los más fáciles de compactar y por tanto de transportar. El Odlo posee un tacto y fit parecido al Sportful, mientras que el Pearl Izumi y el Endura es de tacto es algo más frío, pero a cambio ofrecen algo más de protección en caso de lluvia.

Fotos de estudio: Jesús Andrés Fernández // Fotos de acción: Sebas Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.