Acaba con el ácido láctico con este remedio milenario
PUBLICIDAD

Acaba con el ácido láctico con este remedio milenario

Si en tus rutas o entrenamientos acostumbras a hacer series cortas e intensas, o bien te gusta darte algún ‘calentón’ montando en bici, seguro que estás familiarizado con la aparición del ácido láctico y su dolor consecuente. Descubre cómo acabar con él con una fruta japonesa usada por el hombre desde hace siglos.

¿Qué es el ácido láctico?

Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, no se realiza el ciclo oxidativo o ciclo de Krebs, y el ejercicio intenso se produce solo en la primera fase, la fase anaeróbica, el organismo genera ácido láctico.

Se produce a partir de la glucosa en los músculos al hacer la contracción muscular. Posteriormente, es vertido a la sangre y conducido al hígado para convertirse de nuevo en glucosa y retornar al músculo. Cuando la contracción muscular es alta, puede cristalizar en ‘agujas’ que se clavan en los músculos y aparece la fatiga.

Relacionado: Consejos para prevenir las agujetas

El ácido cítrico ayuda a eliminar el ácido láctico y todas las sustancias de desecho que produce este. Hay un alimento natural que dispone de 25 veces más concentración de ácido cítrico que los limones, y se llama ciruela de umeboshi.

Ya en la antigüedad las utilizaban los soldados japoneses para eliminar la fatiga. La ciruela de umeboshi es un excelente fortificante y remineralizante que, además de eliminar el ácido láctico, ayuda a combatir el cansancio y te ayudara a acortar el tiempo de recuperación física y muscular.

Ciruela Umeboshi frente al ácido láctico

¿Cómo tomarlo?

El umeboshi tiene un sabor entre ácido y salado, ya que es un fermentado. Puedes calentar agua, añadir el umoboshi y dejarlo reposar. Para hacerlo más apetitoso puedes añadir hojas de estevia y una fruta troceada que le dé sabor dulce a la infusión.

Muchos ciclistas optan por colocárselo en el bidón para aprovechar sus máximos beneficios anti-ácido láctico al momento. También puedes tomártelo después del entrenamiento como recuperador muscular.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario