Y cuatro años después, Valverde cayó. Con toda la honra y el honor, como lo hacen los campeones, pero por primera vez desde 2014 el ‘Bala’ ha sido derrotado en el Mur de Huy. En su cuesta favorita. O, si no la favorita, en la que mejor se le había dado hasta ahora porque tenía nada menos que cinco victorias. Pero todo tiene un final y el murciano, aunque a veces parezca eterno, no iba a ser una excepción.

Ha sido Julian Alaphilippe, ‘apenas’ 12 años más joven, quien le ha arrebatado el cetro de la Flecha Valona. El primer francés que lo hace en los últimos 30 años, ahí es nada. Pero lo cierto es que se lo ha merecido. Ha lanzado un ataque durísimo, de los que hacen un daño tremendo, aprovechando la salida de Jelle Vanendert a casi 400 metros del final de la carrera. Que tratándose de Huy es un mundo.

“No sabía que había ganado”

Una vez ha llegado a la rueda de Vanendert -tercero al final, por cierto-, Alaphilippe le ha remontado y se ha encaminado en solitario hasta meta. Por detrás, Valverde tenía perdidos unos cuantos metros cuando el francés tiró el órdago. Empezó el muro demasiado atrás y remontó, pero Alaphilippe era consciente de que el murciano no iba a rueda cuando decidió lanzar la andanada. Valverde llegó a cogerle la rueda… pero esta vez no pudo con él.

“Ni siquiera sabía que había ganado, pensaba que Nibali seguía por delante”, ha dicho el galo cuando llegó a la línea de meta. Y es que el ‘Tiburón’ lanzó un duro ataque aprovechando que, a falta de más de 40 para meta, se estaba formando un corte y podía poner a trabajar al equipo Movistar Team y al resto de formaciones que buscaban llegar agrupados al muro. Rafal Majka, Bob Jungels y Jack Haig, entre otros , también se han metido en esa misma fuga que finalmente ha quedado reducida a un cuarteto con Haig, Kangert, Nibali y Max Schachmann, cazados a 1,1 de meta.

Mikel Landa, debut con nota

Por detrás, Movistar ha asumido esencialmente el peso de la persecución gracias a un debutante que, sin embargo, ha pasado la prueba de modo notable: Mikel Landa. El vasco ha trabajado de lo lindo para Valverde, especialmente en las cotas donde él solo era capaz de mantener a raya al grupo delantero.

A medida que pasaban los kilómetros, Landa solo no podía contrarrestar a cuatro ciclistas tirando como posesos, pero cuando al renta casi se había ido al minuto Sky y Lotto-Soudal han aparecido para llevar al pelotón hasta los escapados, acortar distancias y definir la carrera. Allí, el francés del Quick Step se ha impuesto merecidamente y le da al equipo belga otra clásica, esta vez en las Ardenas. El Mur de Huy tiene un nuevo rey. Su nombre, Julian Alaphilippe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This