El ciclismo español está de enhorabuena, incluso aunque no le preste demasiada atención a una disciplina como la pista. En estos días se están disputando los Campeonatos de Europa, y uno de los mejores nombres del velódromo en nuestro país en activo, Albert Torres, se hizo ayer con el oro en la modalidad del Ómnium. La que combina varias pruebas, sumando puntos en su clasificación.. Evidentemente lograr el cetro continental ya es, por sí mismo, un mérito incuestionable. Pero si encima se consigue de la forma en que lo hizo él, la proeza alcanza ya un nivel histórico.

Torres ganó en el último sprint de la última prueba: la puntuación. Antes de esa carrera estaba quinto después de una mala prestación en la eliminación, donde se quedó fuera muy pronto por un despiste que pudo costarle realmente caro. Acabó 14º con la consiguiente merma de puntos, lo que complicaba mucho sus opciones de oro si bien seguía teniendo a tiro la medalla de bronce.

Ni él se lo creía

Si lo tendría complicado, que ni él mismo se lo creía. En la modalidad de puntuación, se van dando vueltas al velódromo. Varias de esas vueltas tienen puntos para los cuatro primeros, que se van sumando para determinar la clasificación de la carrera. Y  este orden se computa después en el Omnium. Pues bien: Albert Torres se escapó y dobló al resto del pelotón, una práctica también muy común en esta modalidad, lo que le permitió sumar algunos puntos.

albert-torres-omnium

Albert Torres, tras saberse campeón de Europa. Foto: RFEC

Ya en el sprint final, Torres se puso en cabeza desde la vuelta anterior y pasó primero. Tenían que darse una serie de coincidencias, como que sus rivales más inmediatos no puntuaran… y se dieron. De hecho, cuando los demás corredores lo felicitaron él permaneció callado y quieto, pensando que le daban la enhorabuena por la carrera. Cuando el danés Jorgensen le dio la mano levantó el dedo índice y preguntó: “¿Primero?”. Y fue ahí, tras dar tres vueltas al velódromo eliminando toxinas y poniendo la adrenalina en sus niveles normales, cuando se dio cuenta de que revalidaba el Campeonato de Europa.

Piernas y cabeza han acompañado”

Torres estaba exultante después del logro: “No sabía lo que había hecho el danés así que no tenía muy claro si había ganado o no. El fallo en la eliminación me complicó bastante las cosas, pero he hecho una carrera súper agresiva y he tenido la suerte de que las piernas me han acompañado. Pero sobre todo la cabeza, al mantener la constancia hasta el final”, dijo el ciclista balear.

Mañana domingo toca la prueba de madison, donde también peleará por las medallas junto a Sebastián Mora. Hoy es un día de relax, recuperación y disfrute de lo logrado: “Ganar un campeonato europeo es siempre complicado, pero ganar dos y de la forma en que lo he hecho ya es increíble”. Desde luego, una victoria para recordar y con la que tratar de hacer afición en la pista, esa disciplina que no acaba de calar en el público en España pese a los éxitos que nos ha dado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This