Primer día de Tour de Francia y, por desgracia, empieza con muy malas noticias. La lluvia ha marcado la contrarreloj inicial por los alrededores de Düsseldorf en un día de perros. Se esperaba que parase hacia las 17 horas, pero no sólo no dejó de caer sino que lo hizo con más fuerza. Y, por desgracia, la ya de por sí reducida nómina de 13 corredores españoles presentes en la línea de salida se ha visto aún más menguada.

Era una curva donde se entraba rápido, pero Alejandro Valverde lo hizo demasiado. Y el piso mojado tampoco ayudó Se le fue la bici de atrás y terminó dándose un golpe seco contra la valla. El murciano tuvo que ser atendido por la ambulancia y ahora está en el hospital de Düsseldorf donde se le harán pruebas para ver si hay fracturas. Por si fuera poco, minutos después se confirmaba que ion Izagirre sufría el mismo destino… en la misma curva. Dos abandonos ilustres para nuestro ciclismo.

Además, Movistar pierde ahora su mejor pieza para movimientos tácticos en favor de Nairo Quintana. Con un Sky que una vez más se ha vuelto a mostrar superior, el conjunto telefónico se queda sin la baza más importante en las etapas de montaña. Una pena en primer lugar por su salud, pero también porque este abandono puede marcar el propio devenir del Tour. En cuanto a Izagirre, su objetivo era por fin afrontar la clasificación general de una ‘Grande’. Veremos si ambos pueden estar presentes en la Vuelta dentro de mes y medio.

Thomas gana, Sky arrasa

Mucho se venía hablando de que Sky no estaba tan superior como otros años, y en la primera etapa han vuelto a meter el miedo de siempre. Cuatro corredores entre los ocho mejores de la general y con Geraint Thomas como líder. El galés se sobrepone así de su decepción en el pasado Giro, donde tuvo que bajarse de la bici tras aquel accidente contra una moto. El mismo que casi tumba a Mikel Landa.

geraint-thomas

Geraint Thomas, en la presentación del pasado jueves. Foto: Russ Ellis para Team Sky

Tanta agua hace difícil sacar conclusiones. La única fija e inamovible es que para empezar, Froome ya tiene unos 35-40 segundos de ventaja sobre el resto de favoritos. El tricampeón del Tour ha marcado un sorprendente y efectivo 16’16”, mucho mejor que sus principales rivales, todos por encima de 16’50” tratando de evitar riesgos. La caída de Valverde ha debido dejar fríos a muchos de los corredores. Froome, por su parte, había seguido la crono antes en el coche de equipo.

Entre Porte y Contador apenas hay siete segundos, y en medio están Fabio Aru, Quintana y Bardet, entre otros. Todo está muy parejo… por detrás del que era gran favorito antes de tomar la línea de salida y lo es todavía más después de esta primera etapa. Faltan 20 días, pero Froome ya ha dado el primer golpe de mano bajo la lluvia. Eso sí: dista mucho de ser definitivo. Como sí lo son –por desgracia- los abandonos de Valverde e Izagirre.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This