Basta con salir un día al monte o sentarse en una céntrica avenida de una de las principales ciudades para constatar el buen momento por el que sigue pasando el ciclismo, la variedad de usuarios de la bicicleta y la gran cantidad de marcas de bicis que hay en España, con mayor o menor cuota de mercado.

Precisamente, el otro día en la redacción debatíamos acerca de cuántas de estas marcas eran españolas y cuántas de ellas producían o montaban en suelo nacional.

Para empezar, diremos que según el último estudio de AMBE, en España existen un total de 1.036 marcas de ciclismo, de las que 204 son nacionales, “pero que fabriquen en España se pueden contar con los dedos de una mano”, apunta para Solo Bici Carlos Núñez, secretario general de AMBE.

Nos explica Carlos que en el campo de las bicis eléctricas sí que se ha producido un boom de nuevas referencias, unas 75 en los últimos tres años, y que pese a que el momento actual del sector es bueno, “en 2017 hubo un pequeño retroceso respecto al boom de hace tres o cuatro años, ya que había una sobreoferta. Ya no hay sitio para todos, en las tiendas hay tortas”.

Eso sí, pioneros y valientes siempre hay en todos los campos –varias son las tiendas pequeñas que se lanzan ellas mismas a crear su propia referencia–, para los que aconseja que “tengan dinero. Hay que contar con una buena financiación a medio y largo plazo, definir una buena estrategia y pensar que se va empezar a recuperar la inversión a unos tres o cuatro años vista”.

Ante la gran cantidad de marcas presentes en el mercado, puede dar la impresión de que casi todas ellas fabrican en Asia, ya sea en Taiwán o China, pero no todas apuestan por el continente asiático y, en el caso de las españolas, llevan a cabo una parte esencial del proceso en España.

Las marcas de bicis que fabrican en España

Entonces, ¿cuáles de estas fabrican en España?, os preguntaréis. Pues las que muchos tenéis en mente y alguna más. Es el caso de Megamo, Berria, Wolf Bikes –marca que podéis encontrar en el Carrefour–, Orbea la gama alta en su planta principal de Mallabia, Couler o Conor. Veamos a continuación qué realizan en suelo español las referencias comerciales que muchos tenéis en la cabeza.

MSC Bikes, más centrados ahora en la producción de sus nuevos neumáticos, fabrican básicamente en Taiwán y China los prototipos que diseñan en su centro de I+D de Gavà, en Barcelona.

En el caso de la marca Megamo, que ha realizado una última apuesta seria por la competición, disponen de sus proveedores en Taiwán y montan todas sus bicis en Girona. Desde Asia les llegan los cuadros, y ellos después les añaden todos los componentes. Tienen tres montadores y dos personas de logística, para un total de un equipo de cinco personas que se
encarga del montaje de las bicicletas. Por su parte, Coluer dispone de un centro de fabricación en Taiwán y otro en Portugal, y realiza todo el montaje en Tarragona.

Mirando a Portugal

Es curiosa la relación con el país luso, al que miran varias referencias nacionales. BH, por ejemplo, tiene su planta de montaje y pintura en Aveiro, mientras que Orbea inauguró la suya en 2016. Una nueva planta con 55 trabajadores, de la que se esperaba que fabricara hasta 100.000 bicicletas anuales en dos años, planta que también ha ejercido de almacén logístico y que recoge
el excedente de producción de Mallabia.

Por su parte, MMR dispone de una planta de producción y ensamblaje en Avilés, Asturias, en la que trabajan 27 personas distribuidas en los departamentos de ventas, producción, administración, marketing, ingeniería y diseño y posventa, mientras que Mondraker realiza una apuesta importante en España.

Volcada mucho últimamente en el mercado norteamericano, Mondraker no fabrica cuadros en España, pero sí que los ensambla. El diseño y la ingeniería se realiza en el país. En Asia disponen de un ingeniero industrial –en breve serán dos– que controla in situ la fabricación de los cuadros.

Estos llegan a España y en su edificio de producción se preparan, comprobando detalles como la alineación, se instala el hardware, el guiado de cables, las tapas… y finalmente se ensambla la bici completa.

Cada montador monta una bici completa de principio a fin. No es una cadena. Y, finalmente, firma la tarjeta de montaje para constar quién ha sido el responsable de dar vida a la misma, antes de que inicie el viaje hasta llegar a su destino en la tienda.

2 Respuestas

  1. Loco_btt

    Os falta hablar de Unno bikes, que realiza tooodo el proceso en Barcelona, des de la ingenieria y diseño, prototipos, fabricación de los moldes y de las bicis, pintura y ensamblado … TODO en definitiva, probablemente la única en España

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.