Andalucía Bike Race 2020: Disfrutando como un niño

Voy a relataros la experiencia que he tenido oportunidad de vivir de la mano de Solo Bici. Una Andalucía Bike Race, organizada de manera muy profesional por la empresa Octagon Esedos.

Con un José Antonio Hermida inmerso en el papel de maestro de ceremonias, haciendo gala de un humor y amabilidad, a la altura de su enorme historial deportivo.

En lo meramente deportivo, la prueba arrancaba en Jaén. El primer día, que constaba de veinticuatro kilómetros y medio, en los que se debía superar un desnivel acumulado de mil ciento diecinueve metros positivos. Gran parte de la jornada, transcurría en ascensión, catorce kilómetros de subida constante, seguidos de una descenso rompepiernas de sendero, que hicieron las delicias de los bikers más técnicos.

La segunda etapa, al igual que la primera, tenía la salida y la llegada en Jaen. Casi setenta y dos kilómetros de ruta de los cuales los primeros diecisiete, constaban de una marcha neutralizada por carretera. Complicado ir en pelotón con semejantes manillares. Problema al que se puso solución, en cuanto se afrontaron las primeras rampas del día. Fuimos alternando bonitos senderos con bastantes kilómetros de pista y carretera, hasta acumular los dos mil ciento noventa metros de desnivel acumulado.

Andujar-Andujar con poco menos de setenta kilómetros y mil ochocientos noventa y siete metros de desnivel acumulados, era el tercer plato del menú. Un recorrido que constaba de mucha pista y un último sector que dejaba un buen sabor de boca gracias a unos descensos que resultaron espectaculares.

 

La cuarta etapa tenía como punto neurálgico, la localidad de Priego de Córdoba. Un entorno espectacular a través del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Cincuenta y ocho kilómetros con dos mil trescientos diez metros de desnivel acumulados, dos tramos cronometrados, con las ascensiones a las Lomas y la Sierra de Albayate. Destacar el último tramo de descenso del día, excesivamente técnico y con tramos de gran dificultad técnica.

Nissan Navara Super Stage, era el nombre con el que habían bautizado a la quinta etapa, con salida y llegada en la capital cordobesa.

Poco menos de ocheinta y cuatro kilómetros, con dos mil cuarenta metros de desnivel acumulado, marcados por la temible subida conocida como, El Reventón, situada entorno al kilómetro cincuenta. Una ascensión que sin duda se superaba mucho más fácil, gracias al empuje de los aficionados. El premio a superar este «repecho», fue un itinerario hasta meta espectacular. Un último tramo de ruta, salpicado de senderos y caminos que ofrecían la posibilidad de disfrutar del mountain-bike, en el día de mayor kilometraje de la ronda andaluza.

La sexta y última etapa, denominada Buff Finisher Stage, constaba de cincuenta y ocho kilómetros, mil dosciento treinta y nueve metros de desnivel acumulado, con salida y llegada en Córdoba. Destacar, el paso por el Cerro Muriano y el ya representativo tramo de la carrera por la vía de tren abandonada de Almorchón.

En definitiva, una Andalucia Bike Race con un total de trescientos sesenta y cuatro kilómetros y once mil metros de desnivel acumulado. A todo esto, debemos sumar caídas, averías, calambres, pero sobre todo unos días y personas que me han permitido disfrutar como un niño.

Agradecer a Solo Bici por darme esta oportunidad de conocer y disfrutar esta prueba.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.