Si ayer hablábamos de la continuidad de un ‘clásico’ como Davide Rebellin, hoy es turno de una despedida: se retira Ángel Vicioso a los 40 después de 19 temporadas como profesional y una carrera que comenzó como sprinter, evolucionó hacia corredor de muros con buena arrancada en repechos explosivos y terminó de gregario y capitán de ruta al servicio de Joaquim Rodríguez.

El corredor maño fue despedido el sábado en Calatayud, entre familiares y amigos, en un critérium donde participó una gran nómina de ciclistas que compartieron pelotón con él: empezando por Alberto Contador y el propio ‘Purito’ Rodríguez, hasta Fernando Escartín pasando por otros más jóvenes y aún en activo como Juanjo Lobato y Luis León Sánchez.

Amarga victoria en el Giro

Además, el caso de Vicioso es singular porque, aunque ha logrado un palmarés más que respetable, no celebró la mayor victoria de su vida, en la tercera etapa del Giro de Italia 2011. Ganó en una escapada de calidad que se había roto. Entró en el grupo de cabeza a escasos metros de coronar la última tachuela de cuarta categoría de aquella jornada: Christophe Le Mevel, Pablo Lastras, Dani Moreno y él, ahí es nada. Luego llegaría David Millar, ya en la bajada.

jose-joaquin-rojas-jordi-simon-cocentaina-campeonatos-españa-movistar-team

Jordi Simón y Vicioso, entrando en Cocentaina como segundo y tercero del Campeonato de España 2016. Foto: Ángel Vivar

En las calles de Rapallo, el aragonés ganaba por delante de Millar su primera y única etapa en una gran vuelta. Lo hizo además con claridad, más de una bicicleta de ventaja. Y es que esos rivales, temibles en cualquier fuga, eran lentos comparados con alguien que había jugado a entrar en llegadas masivas en su juventud. Pero aquel día no sería feliz, porque bajando el Passo del Bocco sufría una caída Wouter Weylandt. Un accidente que acabaría siendo trágico al confirmarse, pocos minutos después de la etapa, el fallecimiento del belga.

Asturias y Estella

Entre las 26 victorias que adornan su historial se encuentran varias etapas en carreras World Tour de primer nivel: una en la Vuelta a Suiza, otra en la Volta a Catalunya y dos en País Vasco. Pero si hay una región que se le ha dado especialmente bien ha sido Asturias. De hecho, es la única vuelta por etapas que ha conseguido ganar (2008). Además, atesora un total de cuatro etapas en la ronda asturiana.

Y el Gran Premio Miguel Indurain es su otra prueba talismán. Se lo llevó en tres ocasiones –es el único ciclista que lo ha logrado con la actual denominación de la carrera-, la primera allá por 2001 en lo que era su segundo triunfo como pro. Antes se había estrenado con una etapa en La Rioja. Repitió en 2002 y cerró el círculo en 2015 en lo que sería su última victoria como corredor profesional. Con el mérito de recuperarse de una dura caída precisamente en el Giro del año anterior.

Han sido 19 temporadas ayudando a algunos de los mejores en el Kelme, la ONCE o ya por último en Katusha, y aprovechando sus oportunidades de triunfo. Han sido 12 grandes vueltas terminadas de las 17 en las que tomó la salida. Y ha sido uno más, discreto y en segundo plano, de esa generación de ciclistas españoles que conquistó este deporte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This