El tejano visitó al exciclista alemán en horas bajas tras ser detenido e ingresado en un centro psiquiátrico hace unos días. Dominadores del ciclismo en los primeros años del XXI, el estadounidense como apisonadora implacable y el alemán como eterno segundo, los dos ya retirados y con mucha carga de dopaje a sus espaldas, se muestran en las RR.SS. como amigos que se ayudan en horas bajas. Lance Armstrong acudió a ver a su amigo Jan Ullrich, único ciclista alemán que ha ganado el Tour de Francia, quien está pasando probablemente por el peor momento de su vida. Divorciado, sin poder ver a sus hijos y con unos recientes episodios de violencia que le han dejado en liberad con cargos y en la órbita de una clínica psiquiátrica para tratar, entre otras dolencias, su afición al alcohol. Tras la imagen , el tejano aseguró que vio a su amigo mejor de lo que esperaba y en franca recuperación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.